Infecciones de transmisión sexual

Las Infecciones por Transmisión Sexual (ITS o ETS) se pueden producir por más de 30 tipos de bacterias, virus y parásitos conocidos, los cuales se propagan a través de la práctica de relaciones sexuales entre personas, de ahí el nombre ETS. 

8 son las enfermedades de transmisión sexual mas frecuentes
La Organización Mundial de la Salud (OMS) manifiesta que son 8 las que se presentan con más frecuencia., lo que llama la atención es que sólo 4 de ellas son curables, las otras una vez adquiridas la persona las tendrá de por vida.

  1. Curables: sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis. Se estima que, anualmente, unos 357 millones de personas contraen alguna de estas. 
  2. No curables, hepatitis B, herpes, VIH y VPH, todas son infecciones virales incurables, pero que se pueden mitigar o atenuar con tratamiento.
La forma de contagio puede darse desde los juegos sexuales hasta la penetración misma, incluyendo el sexo oral, anal y vaginal, algunas de ellas pueden propagarse por medios no sexuales, por la sangre e incluso de madre feto durante la gestación.




PAPILOMA VIRUS -VPH
El VPH (Virus del Papiloma Humano) es en realidad un conjunto de virus (existen más de 100 tipos), y, aunque la mayoría son inofensivos, algunos de ellos han sido asociados con un mayor riesgo de tener cáncer, debe comprenderse que el tener riesgo aumentado no significa certeza de desarrollar la enfermedad.

Los virus VPH se les clasifica según el riesgo como vemos en la ilustración inmediata inferior. El 99% de los cánceres de útero están vinculados a la infección genital por el VPH, que es la más común del aparato reproductor.

Aunque hasta el momento no se ha hallado la cura para esta enfermedad existe protección mediante ,  dos vacunas contra el VPH en nuestro medio la tetravalente y la nonavalente. Ambas son altamente eficaces para prevenir la infección por los tipos 16 y 18 del virus, que son los causantes de aproximadamente el 70% de los cánceres de cuello de útero.

Recuerden que los preservativos de látex no elimina pero sí reduce enormemente el riesgo de contraer y contagiar VPH, así como todas las ETS.

VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA - VIH El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), es un retrovirus que ataca y debilita el sistema inmunitario. Como consecuencia de ello el organismo se torna vulnerable a las infecciones y enfermedades. Este virus es el causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), y se ha cobrado la vida de más de 40 millones de personas a lo largo de la historia.

CLAMIDIA
La clamidia es una infección bacteriana producida por la Chlamydia trachomatis, personalmenye la denomino la ETS silenciosa, ya que la mayoría de las veces no da síntomas .
Usualmente no se detecta en los cultivos y el examen recomendado para su diagnóstico es una prueba de sangre específica para los anticuerpos producidos por la bacteria, el denominado PCR.

Esta enfermedad se cura con regímenes de antibióticos en dosis única. Si no se trata a tiempo, en las mujeres puede causar daño en sus órganos reproductivos y dificultades para concebir. En los hombres puede causar dolor y fiebre.

GONORREA
La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que puede infectar tanto a los hombres como a las mujeres. Puede causar infecciones en los genitales, el recto y la garganta. Es una infección muy común, especialmente en las personas jóvenes de 15 a 24 años.
Usted puede contraer gonorrea al tener relaciones sexuales anales, vaginales y orales con una persona que tenga esta enfermedad. Una mujer embarazada con gonorrea puede transmitírsela a su bebé durante el parto.

Es posible que algunos hombres con gonorrea no presenten ningún síntoma. Sin embargo, los hombres que presentan síntomas pueden tener:
  1. sensación de ardor al orinar;
  2. secreción de color blanco, amarillo o verde del pene;
  3. dolor o inflamación en los testículos (aunque esto es menos común).
La mayoría de las mujeres con gonorrea no tienen síntomas. Incluso cuando tienen síntomas, por lo general, son leves y se pueden confundir con los síntomas de una infección vaginal o de la vejiga. Las mujeres con gonorrea corren el riesgo de tener complicaciones graves por la infección, aun cuando no presenten ningún síntoma.

Los síntomas en las mujeres pueden ser los siguientes:
  1. dolor o sensación de ardor al orinar;
  2. aumento de la secreción vaginal;
  3. sangrado vaginal entre periodos.
Esta enfermedad se puede curar con el tratamiento antibiótico correcto. Es importante que tome todos los medicamentos que su médico le recete para curar su infección. Los medicamentos contra la gonorrea no se deben compartir con nadie. Si bien los medicamentos detendrán la infección, no repararán ninguna lesión permanente que haya causado la enfermedad.

Es cada vez más difícil tratar algunos casos de gonorrea debido a que las cepas de gonorrea resistentes a los medicamentos están aumentando. Si sus síntomas continúan por más de unos días después del tratamiento, debe regresar a su proveedor de atención médica para que le hagan otro chequeo.

SIFILIS
La sífilis es una ETS que puede causar complicaciones a largo plazo o la muerte, si no se trata de manera adecuada. Los síntomas en los adultos se dividen en fases. Estas fases son sífilis primaria, secundaria, latente y avanzada.
Esta enfermedad se puede contraer mediante el contacto directo con una llaga de sífilis durante las relaciones sexuales anales, vaginales u orales. Las llagas se pueden encontrar en el pene, la vagina, el ano, el recto o los labios y la boca, en algunas ocasiones por su localización no son fáciles de identificar. La sífilis también puede propagarse de una madre infectada a su bebé en gestación.

Fases de la sífilis
Fase primaria
Durante la primera fase (primaria) de la sífilis, es posible que note una única llaga, pero que haya muchas. La llaga aparece en el sitio por donde la sífilis entró al cuerpo. Por lo general, la llaga es firme, redonda y no causa dolor. Debido a que la llaga no causa dolor es posible que pase desapercibida. Las llagas duran de 3 a 6 semanas y se curan independientemente de que reciba tratamiento o no. Aunque las llagas desaparezcan, usted aún debe recibir tratamiento para que su infección no pase a la fase secundaria.

Fase secundaria
Durante la fase secundaria, es posible que tenga erupciones en la piel o llagas en la boca, la vagina o el ano (también llamadas lesiones de la membrana mucosa). Esta fase suele comenzar con la aparición de una erupción en una o más áreas del cuerpo. Las erupciones pueden aparecer cuando la llaga primaria se está curando o varias semanas después de que se haya curado. Esta erupción puede tomar el aspecto de puntos duros, de color rojo o marrón rojizo en la palma de las manos o en la planta de los pies. La erupción por lo general no pica y a veces es tan poco visible que es posible que ni se dé cuenta de que la tiene. Otros síntomas que es posible que tenga pueden incluir fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta, pérdida parcial del cabello, dolores de cabeza, pérdida de peso, dolor muscular y fatiga (sentirse muy cansado). Los síntomas de esta fase desaparecerán reciba o no tratamiento. Sin el tratamiento adecuado, la infección progresará a una fase latente y posiblemente a las fases más avanzadas de la enfermedad.

Fases latente y avanzada
La fase latente de la sífilis comienza cuando todos los síntomas que tuvo antes desaparecen. Si no recibió tratamiento, usted puede seguir teniendo sífilis en su cuerpo por años sin presentar ningún signo o síntoma. La mayoría de las personas con sífilis sin tratar no evolucionan a la fase avanzada de esta enfermedad. Sin embargo, cuando esto sucede es muy grave y ocurriría entre 10 a 30 años desde que comenzó su infección. Los síntomas de la fase avanzada de sífilis incluyen dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis (no poder mover ciertas partes del cuerpo), entumecimiento, ceguera y demencia (trastorno mental). En las fases avanzadas de la sífilis, la enfermedad daña sus órganos internos y puede causar la muerte.

En una infección de sífilis, un caso “temprano” es cuando un paciente ha estado infectado por un año o menos, por ejemplo la fase primaria y secundaria de la sífilis. Las personas que tienen infecciones de sífilis “tempranas” pueden propagar la infección más fácilmente a sus parejas sexuales. La mayoría de los casos de sífilis temprano ocurren actualmente entre los hombres que tienen sexo con hombres, aunque las mujeres y los bebés en gestación también presentan riesgo de infección.

El tratamiento antibiótico logra curar la enfermedad, pero el principal problema siempre será el diagnóstico adecuado.

TRICOMONIASIS
La  tricomoniasis es causada por un parásito. La mayoría de las personas afectadas no muestra síntomas, y en caso de que los presenten, estos aparecen entre 5 y 28 días después de haberse generado la infección. Los síntomas en las mujeres incluyen secreción vaginal verdosa o amarillenta, molestia durante las relaciones sexuales, olor vaginal, dolor al orinar o picazón en el interior de la vagina.

Sin embargo, los hombres rara vez sufren síntomas. Si los tienen, pueden presentar una secreción blanquecina del pene o dificultades para orinar o eyacular. Como la clamidiosis, la gonorrea y la sífilis, esta enfermedad se cura con antibióticos, que tendrán que tomar tanto el infectado como su pareja (en el caso de que la tenga).

GRANULOMATOSIS
Extendida sobre todo por India, Guyana y Nueva Guinea, esta infección es causada por la bacteria Klebsiella granulomatis y afecta al doble de hombres que mujeres. A diferencia de otras, muy rara vez se propaga durante el sexo oral.

En cuanto a los síntomas, no siempre tienen lugar inmediatamente, ya que pueden darse de 1 a 12 semanas tras haber estado en contacto con la bacteria. La mitad de las personas que resultan infectadas tienen úlceras en la zona anal. Asimismo, tienden a aparecer protuberancias carnosas, rojas y pequeñas en las zonas genital o perianal, que se convierten en nódulos levantados conocidos como tejidos de granulación.

En etapas avanzadas, esta infección se parece al linfogranuloma venéreo, los cánceres genitales, o a la amebiasis cutánea anogenital

HEPATITIS B
La hepatitis B es una infección hepática potencialmente mortal causada por el virus de la hepatitis B (VHB) que se transmite por líquidos corporales como la sangre, semen o saliva.
Está catalogada como uno de los grandes problemas de salud a nivel mundial. Según la OMS, en 2015, casi 900.000 personas murieron a causa de esta enfermedad y sus complicaciones.

Es un virus muy resistente, puede sobrevivir hasta 7 días fuera del organismo.

Los síntomas incluyen son muy conocidos: coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia), orina oscura, fatiga extrema, náusea, vómitos y dolor abdominal. Las personas con hepatitis aguda pueden sufrir insuficiencia hepática aguda, que puede provocar la muerte.

No hay un tratamiento específico contra la hepatitis B aguda, el objetivo de las medidas adoptadas por el personal médico es el de cuidar el bienestar y equilibrio nutricional de la persona. esta enfermedad es prevenible con una vacuna.

HERPES GENITAL
El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) común que puede contraer cualquier persona sexualmente activa. La mayoría de las personas con el virus no tiene síntomas. Incluso sin tener signos de la enfermedad, se puede transmitir el herpes a las parejas sexuales.

Existen dos tipos de virus causantes el oral y el genital.

El herpes oral causado por el VHS-1 se puede transmitir de la boca a los genitales mediante las relaciones sexuales orales. Esta es la razón por la cual algunos casos de herpes genital son causados por el VHS-1.

El herpes genital se puede contraer al tener relaciones sexuales vaginales, anales u orales con alguien que tenga esta enfermedad.
Si no tiene herpes, usted puede infectarse si entra en contacto con el virus del herpes presente en:

  • Una llaga de herpes.
  • Saliva (si su pareja tiene una infección de herpes oral) o secreciones genitales (si su pareja tiene una infección de herpes genital).
  • La piel de la zona bucal si su pareja tiene una infección de herpes oral o la piel de la zona genital si su pareja tiene una infección de herpes genital.

La mayoría de las personas que tienen herpes no sabe que lo tiene pues no presenta síntomas o si los tiene son muy leves. Es posible que no se dé cuenta de los síntomas leves o que los confunda con otra afección de la piel como un grano o pelo encarnado. Es por esto que la mayoría de las personas que tienen herpes no lo sabe.

Las llagas del herpes por lo general se ven como una o más ampollas en los genitales, el recto o la boca, o a su alrededor. Las ampollas se abren y dejan llagas dolorosas que pueden tardar una semana o más en curarse. A estos síntomas a veces se les conoce como “tener un brote”. La primera vez que una persona tiene un brote es probable que también presente síntomas similares a los de la influenza (gripe) como fiebre, dolores corporales e inflamación de glándulas.

Las personas que presentan un brote inicial de herpes pueden tener otros brotes, especialmente si están infectadas con el VHS-2. Los siguientes brotes generalmente duran menos tiempo y son menos graves que el primero. Aunque la infección permanece en el cuerpo por el resto de la vida, la cantidad de brotes tiende a disminuir con los años.

Debería hacerse examinar por su médico si nota alguno de estos síntomas o si su pareja tiene una ETS o síntomas de alguna. Los síntomas de las ETS pueden incluir una llaga inusual, una secreción genital con olor, ardor al orinar o sangrado entre los periodos menstruales (en las mujeres).

El médico debe solicitar pruebas en sangre para la detección del tipo de virus, lamentablemente con esta prueba no se puede saber hace cuanto tiempo usted adquirió la enfermedad.

No existe una cura para el herpes. No obstante, hay medicamentos que pueden prevenir o disminuir la duración de los brotes. Uno de estos medicamentos puede tomarse todos los días y reduce la probabilidad de que usted les pase la infección a su pareja o parejas sexuales.

Si tiene herpes, debería decírselo a su pareja o parejas sexuales y hablarles de los riesgos que tienen. Usar condones puede ayudar a disminuir el riesgo, pero no lo desaparecerá por completo. Tener llagas u otros síntomas de herpes puede aumentar su riesgo de transmitir la enfermedad. Incluso si no tiene ningún síntoma, de todos modos puede infectar a sus parejas sexuales.


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata