Cómo se forman los órganos sexuales (continuación)

Conocer cómo se forma y se desarrolla el embrión humano, y sus órganos es fundamental para el diagnóstico de diversas patologías urológicas. De primera mano y gracias a nuestros amigos de Madrid Urología, comentaremos el sexto (último) capítulo de este interesante tópico de embriología.
Embriología de las gónadas
DESCENSO GONADAL

En el tercer mes del desarrollo las gónadas han descendido, siempre retroperitoneales o subperitoneales, hasta el piso pelviano.
Si son ovarios, quedarán allí casi horizontales y el polo caudal será ahora medial.



Si son testículos: 
1) el peritoneo antero caudal emite a cada lado una evaginación, “proceso vaginal” o “divertículo de Nuck”, que atraviesa la pared músculo aponeurótico inguinal aún en formación y llegará al interior del “rodete genital”, futuro hemiescroto homolateral; 
2) el mesénquima elabora una banda fibromuscular (gobernaculum testis) que une, en el dorso del proceso vaginal, el polo caudal gonadal con lo que será en la pared posterior del hemiescroto. Esa banda sirve como guía y ayudará al paso de la gónada por el trayecto inguinal (7o mes) para que llegue a alojarse en la bolsa escrotal (fin del 8o mes).


Esquema del descenso del testículo durante el desarrollo. Se inicia con la evaginación del peritoneo, "proceso vaginal", que formara el hemiescroto ipsilateral. Posteriormente el gobernaculum testis servirá de guía para el descenso del testículo. 
La fase final del descenso es activada por una gonadotrofina del corion trofoblástico placentario. Coadyuvarían hormonas maternas (andrógenos corticosuprarrenales) y otras propias del feto. 
El gobernaculum (timón en latín) será el “ligamento escrotal”. El proceso vaginal, que constituye el  divertículo peritoneal - rodea el testículo casi por completo, salvo donde está el ligamento escrotal. Su cavidad, virtual, extensión de peritoneo, se independiza al obliterarse en  épocas perinatales el primitivo “conducto peritoneovaginal”. El pedículo vascular principal (arteria, vena y linfáticos), y también los filetes nerviosos, siguen conectados al sitio lumbar originario. Se alargan, unidos a la gónada, hasta su destino definitivo: el pedículo espermático. El ex conducto de Wolff, que será el deferente, queda muy incurvado; sube desde el testículo por detrás de su pedículo vasculonervioso. Con él forman el “cordón espermático” y recorre el trayecto inguinal. Franqueado su orificio superoexterno profundo, se aparta y va a cruzarse con el uréter detrás de la ampolla alantoidea. Se une al tubo excretor de la vesícula seminal constituyendo el eyaculador. Así alcanza su orificio en el margen del verum. Los estímulos y los factores mecánicos que concretan el descenso testicular aún presenta numerosos puntos no aclarados.






Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata