Estudios de los tejidos en cáncer de vejiga

El 95% de los tumores de vejiga son carcinoma de células transicionales. El segundo tipo histológico más frecuentes en los países desarrollados es el carcinoma de células escamosas observado en un 2,7 % de los casos, seguido del adenocarcinoma (1% de los casos). Otras estirpes histológicas mucho más raras son los linfomas, leiomiosarcoma, rabdomiosarcoma y el carcinoma de células pequeñas (neuroendocrino). Las neoplasias malignas secundarias pueden ocurrir por invasión directa de un cáncer local, como el Adenocarcinoma de Próstata o un Cáncer Cervical o como una metástasis de una primaria lejana. Otros tumores benignos que pueden afectar la vejiga son los neurofibromas, feocromocitomas y los miomas. Conozca más de este interesante tema escrito por el Dr. Fernando Susaníbar de Madrid Urología.
El Cáncer de vejiga es un tumor maligno que invade la vejiga gradualmente, a medida que penetra más en ella es más agresivo y peligroso.
Clasificación del cáncer de vejiga
Anatomo-Patológicamente, el carcinoma transicional suele dividirse en:
1.- Neoplasia Urotelial No Invasiva (NUNI) y
2.- Neoplasia Urotelial Invasiva (NUI) en relación con el compromiso o no de la lamina propia.
Macroscópicamente, el tumor No Invasivo, se puede subdividir en Lesiones Planas o en Lesiones Papilares.


Otra clasificación con connotaciones clínicas es en:
1.- Neoplasia Urotelial No Musculo Invasiva (NUNMI) y
2.- Neoplasia Urotelial Musculo Invasiva (NUMI).

Aún así, actualmente debido a que tanto los tumores CIS (mucoso) y T1 (submucoso) tienen alto potencial maligno -debido a su correspondencia biológica con tumores Invasivos- este termino se considera subóptimo.
Se suele utilizar de manera académica para brindar recomendaciones respecto a manejo y seguimiento de los pacientes.


NUEVA CLASIFICACION DE LA OMS 2016 (NEWS)En 2016 la Organización Mundial de la Salud ha realizado cambios en la clasificación histológica del cáncer de vejiga en relación a su morfología y a hallazgos de biología molecular, enfatizando en su habilidad para exhibir diferenciación divergente, variantes morfológicas y diversidad genómica. Como mención especial, cambia de manera nominal el término de “Hiperplasia Uroterial” a la de “Proliferación Urotelial de Potencial Maligno Incierto” cuya descripción es más clara (lo describiremos detalladamente más adelante).

Clasificación histórica e implicancias clínicasDentro de las clasificaciones históricas que ha realizado la Organización Mundial de la Salud son relevantes de mencionar la clasificación de 1973 en la cual se incluyen: el papiloma urotelial y los grados de diferenciación 1, 2 y 3; y la clasificación del 2004 en la que ya se agrupan y se mantienen en la nueva clasificación de 2016: el papiloma urotelial, la neoplasia urotelial papilar de bajo potencial maligno y el carcinoma urotelial papilar de bajo grado, y el carcinoma urotelial papilar de alto grado.

Aunque a día de hoy aún existe la tendencia a utilizar ambas clasificaciones para descripción de muestras anatomo patológicas, basado fundamentalmente en la solidez y validación clínica de la primera, y la falta de validación de la segunda, existe la recomendación actual de utilizar SOLO la clasificación de la OMS de 2004 (2016) con el fin de homogeneizar términos y evitar el uso de categorías ambiguas (grado 1-2; 2-3)

La siguiente tabla muestra gráficamente la relación que existe entre ambos tipos de clasificación


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata