Dolor testicular u orquialgia

Una de los motivos de consulta más frecuentes en nuestro centro especializado, UROLOGIA PERUANA, es el dolor testicular, tanto agudo como crónico.
De las diferentes causas de dolor testicular, la inflamación del epidídimo es la más frecuente.
Conocida médicamente como epididimitis, esta enfermedad que supone la inflamación y/o infección del epidídimo (un componente del genital masculino) , aqueja a un gran porcentaje de la población sexualmente activa.
Nuestro especialista el Dr. Luis Susaníbar Napurí comenta líneas abajo las causas y el tratamiento de esta dolorosa enfermedad.
La epididimitis
Es fundamental conocer al respecto de la anatomía genital antes de continuar con este tema.
Recordemos que los genitales masculinos están compuestos por el pene (cuya anatomía no discutiremos), los conductos deferentes (2) los epidídimos (2) y los testículos (2). Como vemos en el dibujo de abajo, los epidídimos se encuentran posicionados sobre cada testículo, y tiene por función madurar los espermatozoides, participando activamente durante la eyaculación.

La epididimitis o inflamación del epidídimo, es considerada actualmente como una Infección o Enfermedad de Transmisión Sexual, y para combatirla debemos conocer a fondo sus causas y formas de tratamiento.
La epididimitis es una inflamación, hinchazón o edema del epidídimo, se presenta generalmente en un sólo lado, y de forma súbita o aguda, muchas veces el testículo está comprometido, por lo que se le denomina orquioepididimitis.

Tipos
Nosotros distinguimos dos tipos fundamentales de epididimitis:
  1. La epididimitis del Joven, aquella que sucede en varones menores de 35 años, con actividad sexual, generlamente transmitida sexualmente y cuyos agentes etiol´pgicos son la Clamidia trachomatis y la Nisseria gonorreae. Esta epididimitis viene precedida por ardor uretral o urtetritis, siendo la epididimitis mas frecuente en el Perú, debido a su pirámide poblacional.
  2. La epididimitis del adulto, sucede en varones mayores a 35 años, no es transmitida sexualmente, y está asociada a infección urinaria crónica. Se da en varones con alteraciones anatómicas de las vías urinarias, con agrandamiento prostático, con antecedentes de manipulación urológica (es decir exámenes urológicos como la cistocopia, uso de sonda, etc). Es muy frecuente diagnosticar de epididimitis aguda o crónica a un adulto con hiperplasia prostática a la vez.
El tratamiento dependerá de la causa, y deberán realizarse varios estudios minuciosos para llegar al diagnóstico definitivo.
No siempre se logrará paliar el dolor en todos los casos.
Ampliaremos la información en un próximo articulo

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata