Parafimosis

La fimosis, condición tratada con anterioridad en esta bitácora, consiste en la falta de retracción del prepucio (la extensión de piel que cubre el glande), es decir que el prepucio no deja asomar el glande.
A diferencia de esta, la parafimosis, tema que nos compete en este artículo, consiste en la dificultad de colocar el prepucio en su posición anatómicamente normal, una vez retraído. Dicho de otra manera, el prepucio o capuchón que cubre la cabeza del pene lo ahorca, produciendo dolor y enrojecimiento. Sepa Usted más al respecto.

¿Cómo tratar la parafimosis?
La parafimosis, conocida en la lengua anglosajona como Capistración, es una condición poco común en la que el prepucio, una vez retraído detrás del glande, no puede regresar a su posición original, lo que constituye una de las pocas emergencias urológicas encontradas en la práctica urológica. Al igual que la fimosis, la parafimosis ocurre sólo en hombres no circuncidados.
En casos leves, la parafimosis se resuelve al retraer la piel cuidadosamente, siendo en algunas ocasiones necesaria la utilización de una crema hidratante, no estando este procedimiento libre de dolor.
Ya en los casos severos, en los cuales existe gran dolor y enrojecimiento, es mejor acudir al Urólogo para solucionar el problema de manera adecuada.

¿Cómo se produce la parafimosis?
Esta enfermedad se produce mecánicamente al retraer el prepucio para que asome el glande.
Muchas veces es ocasionada en el momento de la higiene personal en los niños menores, o durante el examen médico por el pediatra; siendo uno de  los motivos por el cual no recomendamos los conocidos ejercicios de estiramiento en pequeños.
Ya en adolescentes generalmente está asociada a manipulación genital, auto exploración, masturbación y en ocasiones a la actividad sexual.
En los adultos, generalmente esta asociada a la actividad sexual o a la manipulación médica como es el caso de cirugías y procedimientos urológicos; como la cateterización uretral (sondaje).
Algunos casos que hemos atendido, curiosos per se, han sido en pacientes con piercing genital y anillos peneanos.

Fisiopatología
Cuando el prepucio queda atrapado detrás de la corona del glande durante un período prolongado, se forma generalmente una banda estrecha de tejido alrededor del pene. Este anillo constriñe el cuerpo del pene, afectando el flujo de sangre venosa y linfática del glande y del prepucio, provocando como consecuencia edema glande (hinchazón). A medida que empeora el edema, el flujo de sangre arterial se ve comprometido, y la isquemia tisular resultante va a ocasionar dolor. Si esto se prolonga en el tiempo puede causar autoamputation del pene distal.


¿Cuales son los síntomas de la Parafimosis?
  • Formación de un anillo al rededor del pene, justo por debajo del glande
  • Edema (hincazón)
  • Eritema (enrojecimiento)
  • Dolor, de diversa intensidad
  • Retención urinaria (impedimento para miccionar)
  • Necrosis
¿Cómo se trata la Parafimosis?
Existen dos maneras de tratameinto, el tratamiento médico y el tratamiento quirúrgico

Tratamiento médico
Primero debemos tranquilizar al paciente, para así poder regresar el prepucio a su posición original, evitando así mayor edema.
Para efectos del tratamiento médico existen diferentes protocolos utilizados previamente a la reducción de la parafimosis, mencionamos los más conocidos:
  1. Aplicación de hielo tópico
  2. Compresión con vendajes elásticos (tipo Coban)
  3. Aplicación de xilocaína 2% local, o prilocaína tópica, para anestesiar la zona.
  4. Azucar terapia. Esta consiste en envolver el pene con azúcar y cubrirlo por unos minutos. El principio es el de gradiente osmótico, el azúcar "jalará" el agua del edema, disminuyendo la hinchazón
  5. Infiltración de Hialuronidasa 150 U/ml, 1 ml.
Todas las maniobras anteriores son con el fin de disminuir el edema y de esta manera lograr regresar el prepucio a su posición  anatómica.

Tratamiento quirúrgico
Existen varias técnicas, la punción-aspiración, la incisión dorsal y la circunscisión; las cuales comentaremos brevemente.
Puncíon-aspiración
Es conocida como el método de Perth-Dundee, mediante esta técnica se punza el pene con una aguja en diferentes sitios, aspirando el líquido y drenando el edema.

Insición dorsal
Luego de una adecuada asepsia y antisepsia (limpieza y desinfección), se procede a anestesiar el pene. Posteriormente se realiza una incisión dorsal a nivel del anillo estenótico. Luego de la reducción se procede a reducir el prepucio a su posición normal, para posteriormente realizar la sutura transversal de la insición.

Circunsición
Es el tratamiento definitivo de la parafimosis.


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Urología Peruana
Especialistas con Certificación Internacional
Av. Brasil 935-B. Jesús María. Tel: 332-4009
Av. Las Nazarenas 695. Of. 202. Surco. Tel: 783-4200
http://urologiaperuana.com
http://facebook.com/urologia.peruana
http://twitter.com/urologiaperuana
urologiaperuana@yahoo.com


Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata