Las erecciones nocturnas

La erección peneana es un fenómeno complejo en el cual participan las hormonas, la integridad de los vasos sanguíneos, la bioquímica, los mecanismos de neurotransmisión, etc.
Es frecuente que se nos consulte al respecto de las erecciones peneanas nocturnas y si estas están relacionadas a enfermedades, conozca más del tema.
 El Rigiscan, permite evaluar las erecciones que se presentan durante el sueño
 
Tumescencia peneana nocturna
La tumescencia peneal nocturna o tumescencia peneana nocturna (TPN) es una erección espontánea del pene.
Los varones sanos las notan por lo general entre tres y cinco veces durante la noche. Típicamente ocurre durante la fase REM del sueño, produciéndose entre 1 y 5 erecciones que suelen durar entre 15 y 30 minutos.

Causas de erección nocturna
Fantasías sexuales
Durante la fase REM (rapid eye movement) es cuando los humanos ensoñamos, y en algunas ocasiones tienen índole sexual, lo que produce el estímulo consecuente de la erección y en algunos casos la eyaculación nocturna.

Oxigenación peneana
Un pene en estado flácido contiene principalmente sangre venosa, la cual transporta poco oxígeno. Al producirse la erección son las arterias las que llenan el pene de sangre rica en oxígeno que ayuda a revitalizar y regenerar los tejidos del mismo. 
De esta manera el pene se ´´oxigena´´ durante la noche y por lo tanto estos sucesos rutinarios son beneficiosos para la salud del pene.
Esta tumescencia o erección ´´involuntaria´´ y no relacionada al deseo sexual se da incluso intra útero, los fetos experimentan esto durante la gestación, y justamente es utilizada esta erección para diagnosticar el sexo del futuro bebé.

Llenado vesical
Los mecanismos de erección y de micción comparten vías de inervación. La vejiga al llenarse involuntariamente durante el sueño puede producir una erección, lo que en algunas ocasiones ha forzado a interrumpir el sueño del varón y llevado a miccionar con una incómoda erección.

Utilidad de las erecciones nocturnas
La existencia y predicción de las tumescencias nocturnas son de gran utilidad en urología ya que apoya el diagnóstico diferencial entre impotencia física o psicológica, lo que se conoce como el Test de Tumescencia Nocturna. 
Este test consiste en colocar un dispositivo elástico alrededor del pene mientras duerme; el dispositivo detecta los cambios en el estado del pene y recoge los datos en un ordenador para su posterior análisis. Si se detectan erecciones nocturnas, entonces la disfunción eréctil se debe presuntamente a problemas psicosomáticos como la ansiedad sexual, y por tanto a causas psicológicas.

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata