Prostatitis

La prostatitis es sinónimo de inflamación prostática.
Existen diferentes tipos de prostatitis y los síntomas que presentan los pacientes son de los mas variados.
Este tema es muy amplio y muchas veces de difícil comprensión.
Los pacientes generalmente visitan varios urólogos por esta enfermedad, saliendo muchas veces de la consulta con pocas esperanzas de aliviar su problema.
En algunos casos la enfermedad llega a ser tan intensa que los pacientes tienen un dolor perineal (cerca al ano) constante, incuso no pudiendo sentarse.
Esto se transforma en un ¨dolor de cabeza¨ para el varón. Y similar a la migraña, es muchas veces de difícil diagnóstico y tratamiento.
Aquí trataremos el tema. Esperamos sus opiniones y preguntas.
La inflamación de la próstata

Hemos aprendido más acerca de la prostatitis y síndromes relacionados en la última década que en los últimos 100 años.
Una nueva definición y actualización de sistema de clasificación de los diferentes síndromes de prostatitis se dio en una reunión de consenso celebrada por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en Washington en 1995.
Esta clasificación impulsó gran cantidad de estudios clínicos publicados durante los años siguientes.
La mayoría de los estudios de la década de 1960 a la década de 1990 se centraron en la prostatitis bacteriana(que no es tan frecuente) y no la en más común la prostatitis NO BACTERIANA (ó abacteriana) o la prostatodinia.
No fue sino hasta la aceptación del Indice de Síntomas de prostatitis crónica del instituto nacional de salud (NIH-CPSI) que se obtuvieron mejores alcances de esta enfermedad.
La prostatitis es una enfermedad conocida desde hace mucho tiempo, pero la comunidad urológica se ha dado cuenta de la importancia de esta entidad en la práctica clínica sólo en la última década.
Aquí algunas observaciones:
  • El 4% a 6% de los hombres, tienen o han tenido prostatitis.
  • Del 2% al 9% de los hombres han tenido sintomatología prostatica alguna vez en su vida.
  • En los hombres con hiperplasia benigna de próstata, esta estimación puede llegar tan alto como 20%.
  • Las visitas a urólogos por síntomas prostáticos en el mundo: 3% en Canadá, 8% en los Estados Unidos, y hasta el 12% en Italia.
  • En el Perú si bien no hay una estadística exacta se estima, según datos de ESSALUD que un 25 a 30% de visitas por consulta externa se deben a síntomas prostáticos.
  • Muchos jóvenes sexualmente activos experimentan síntomas de prostatitis.
  • La mayoría de los pacientes con prostatitis se encuentran entre los 30 y 60 años, el impacto social y económico que produce, afecta no sólo a los pacientes y sus familias, sino a la sociedad en general.
  • Los pacientes diagnosticados con prostatitis crónica abacteriana (la forma más común de prostatitis) tienen mala calidad de vida, rivalizando incluso con pacientes portadores de otras enfermedades crónicas como la diabetes, la angina inestable, y la enfermedad de Crohn.

TIPOS DE PROSTATITIS
Hablar de prostatitis es hablar en plural, pues existen diferentes tipos, los cuales relatamos a continuación.

La clasificación utilizada durante muchos años divide las prostatitis en en cuatro categorías:
Prostatitis bacteriana aguda,
Prostatitis bacteriana crónica,
Prostatitis no bacteriana (ó abacteriana),
Prostatodinia.

La clasificación moderna de la prostatitis las divide en
Prostatitis Tipo I o prostatitis bacteriana aguda, que supone una inflamación aguda de la glándula prostática.

Prostatitis Tipo II o prostatitis bacteriana crónica, la que se define como una infección crónica de la glándula prostática. Esta se caracteriza por infecciones recurrentes del tracto urinario (ITU, por lo general cistitis y brotes agudos o subagudos de síntomas prostáticos). Las infecciones recurrentes se deben al mismo micro organismo (la misma bacteria) que ocasionó la infección inicial; esto debido a la existencia de un nido de bacterias en la glándula prostática.

Prostatitis Tipo III o prostatitis crónica ó síndrome de
dolor pélvico crónico del varón. Los pacientes presentan dolor genitourinario ò pélvico constante (crónico), con una duración mayor a 3 meses, que no se asocia con una infección bacteriana cultivadas probada (los cultivos de orina son negativos). Dependiendo del resultado del examen de orina post-masaje prostático (Prueba de stamey), este tipo se subdivide en la categoría Tipo IIIa o inflamatorio y Tipo IIIb o no inflamatorio.

Prostatitis Tipo IV o prostatitis asintomática inflamatoria, se da en aquellos pacientes que no teniendo síntomas, presenta exámenes alterados que indican inflamación prostática (examen de orina o biopsia prostática).


CAUSAS DE LA PROSTATITIS


Causas de la prostatitis tipo I
Se asocia con una infección generalizada de la glándula prostática (por lo general de toda la glándula, pero puede afectar tan sólo un lóbulo -la próstata tiene dos lóbulos laterales y uno central-).

Esta infección se da generalmente por bacterias gram-negativos (enterobacterias) y algunos Gram-positivos (por ejemplo, enterococos). La infección en la próstata está casi siempre asociada a una infección bacteriana del tracto urinario inferior (por ejemplo, cistitis) y urosepsis.

En la santa Casa de Miesricordia de Rio de Janeiro donde me formé, a todo paciente varón con infección urinaria, se le consideraba como una prostatitis Tipo I para efectos de tratamiento.

Causas de la prostatitis Tipo II
Esta condición está asociada con la persistencia de un nido de bacterias (los mismos tipos de bacterias como se señala en la categoría I) que se supone se encuentran en la periferia prostática (parte distal de los acinos y conductos prostáticos).
Los síntomas pueden presentarse de manera persistente o intermitente, esta última con períodos de alivio y episodios de enfermedad.

Las bacterias entran en un proceso de ´´Hibernación´´ en los episodios de alivio, pero se ¨Reactivan¨ en los episodios de enfermedad.

Causas de la Prostatitis Tipo III
La etiología (causa) de esta enfermedad es compleja, de difícil explicación.
Los factores causales de este tipo de prostatitis podrían ser cualquiera de una serie de cosas: la infección en el tracto urinario inferior (incluyendo la glándula prostática), disfunción miccional, con la consiguiente disinergia del piso pélvico (mal funcionamiento de los músculos), el reflujo de orina estéril en la próstata y los conductos secundarios a acinos una variante anatómica, o algo tan simple como repetitivo traumatismo perineal o pélvico (como asiento de una bicicleta o montar a caballo).
El resultado final del proceso patogénico en los pacientes crónicos que parece ser un estado de dolor neuropático central y periférico, con implicancia neuronal y neuromuscular.

Una vez desencadenado el estímulo, el proceso o bien estimula la inflamación o bien provoca daños neuromusculares.

La inflamación puede promover daño neurológico, mientras que las lesiones nerviosas pueden promover la inflamación mediante mediadores neurogénicos.

Si la causa que inicia este proceso no se identifica y no se aborda con rapidez, se produce la sensibilización periférica con posible regulación central y distal de los receptores de los mecanismos, a la larga resulta en un estado neuropático, se genera un círculo vicioso que aumenta el malestar indefinidamente.

Los síntomas secundarios que ala vez son agravantes e estos pacientes la ansiedad, el estrés y la depresión.

Causas de Prostatitis IV
Se desconocen las causas de la prostatitis asintomática. Algunos autores señalan los virus como agentes causales. También se le asocia a prostatitis crónica. Los estudios al respecto aún están en desarrollo

Transite por nuestro blog y encontrará temas INTERESANTES
Quiere saber más?
Visítenos

UROLOGIA PERUANA
Dr. Luis Susaníbar

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata