La utilidad de la urodinamia

Dentro de la amplia gama de exámenes auxiliares en Urología con fines diagnósticos, la urodinamia es quizás uno de los más importantes, menos difundidos y poco conocidos por los pacientes.
Es menester de nuetros especialistas el dar a conocer la utilidad de este importante medio diagnóstico.
 El examen urodinámico permite evaluar el funcionamiento de la vejiga y dar diagnósticos importantes
Urodinamia: el examen de la función vesical
Los médicos nos valemos de otras ciencias como la física, la química, la electricidad, etc; con el fin de realizar estudios que permitan conocer la anatomía y función de los organos con fines diagnósticos y terapéuticos.
Citado el ejemplo del corazón, es conocido por todos nuestros lectores la gran utilidad del electrocardiograma par diagnosticar las enfermedades cardíacas y orientar al profesional en el adecuado tratamiento. Mediante este examen uno puede determinar la velocidad del corazón, su aumento de velocidad (taquicardia) o disminución (bradicardia), la presencia de contracciones involuntarias (extrasístoles), la regularidad e irregularidad de sus contracciones (arritmia), y muchas más patologías; siendo así este examen vital en el estudio del corazón.
Pues bien, los urólogos tenemos como estudiar las enfermedades de la vejiga con un examen similar, la urodinamia.
Este examen se basa en la transmisión de fluídos y consiste en simular el llenado de la vejiga mediante la infusión de un líquido especial. Esto permite estudiar las condiciones del funcionamiento de la vejiga, tanto en sus fases de llenado como de vaciamiento, pudiendo de esta manera realizar diagnósticos funcionales, orientando, simil al electrocardiograma, al urólogo en el tratamiento.
Se puede con este examen estudiar la capacidad vesical, la presencia de contracciones involuntarias, el aumento de las contraciones en el tiempo (vejiga hiperactiva), la dificultad en la micción (obstrucciones vesicales), la pérdida involuntaria de orina (incontinencia urinaria); y muchas otras enfermedades.

Por ejemplo, en el caso de la Incontinencia urinaria, es decir la pérdida de orina involuntaria;  este examen permite evaluar el momento en la cual se produce con gran exactitud, midiendo las presiones a las cuales se produce y tipificarla (tipos del 0 al 4); todo esto con el fin de orientar en el tratamiento. Dependiendo del tipo de incontinencia, decidiremos si el paciente será ártidario de cirugía de tratamiento médico o una combinación de ambos.

Al igual que en la incontinencia, en el caso de la vejiga hiperactiva, caracterizada por síntomas irritativos como la necesidad imperiosa de ir al baño, la nicturia, el aumento de frecuencia miccional, etc; también es factible clasificarla mediante la urodinamia, decidiéndose el mejor abordaje terapéutico. Generalmente en la vejiga hiperactiva el tratamiento es farmacológico, siendo pocas las indicaciones quirúrgicas, con la inyección de Botox a la cabeza

La urodinamia también es una herramienta valiosa en el diagnóstico de enfermedades neurológicas, pisuiátricas, ginecológicas, infectocontagiosas (esclerosis lateral amiotrófica por ejemplo); siendo necesario el conocimiento de este examen por parte de las otras disciplinas de la medicina.

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata