Cálculos renales

El cólico renal es uno de los síntomas mas dolorosos que puede experimentar una persona, y generalmente está asociado a cálculos urinarios, las denominadas litíasis de la literatura médica.
Para efectos del correcto tratamiento son necesarios exámenes auxiliares, los cuales comentamos a continuación.
Procedimientos diagnósticos en cálculos renales
Los pacientes con cólico renal presentan un dolor muy intenso localizado en la región posterior, denominada fosa renal; el cual muchas veces está acompañado de náuseas y vómitos. El diagnóstico es clínico, sin embargo la confirmación debe realizarse mediante adecuados exámenes de imagen.
La elección del estudio de imagen depende de varios factores:
  • La experiencia del médico
  • La infraestructura
  • La tecnología del centro médico
  • La premura
  • La exposición a Rayos X (la que debe evitarse en gestantes por ejemplo)
  • Las restricciones al uso de sustancias de contraste (en el caso de valores elevados de úrea y creatinina, embarazo y lactancia, hipertiroidismo no tratado, alergias al contraste, uso de metformín y mielomatosis)
Nosotros tenemos una regla de oro en cuanto a cólico renal y exámenes de imágenes; siempre los realizamos en pacientes con fiebre, riñón único,  y cuando existen dudas al respecto de la presencia de cálculos.

Los exámenes que más recomendamos son de tres tipos:
  1. Radiografía renal (o abdominal simple) combinada con ecografía renal y vesical
  2. Urografía excretora (pielografía intravenosa)
  3. Urotomografía (sin contraste)
Para la elección de la prueba es necesario considerar los factores arriba mencionados.
Por ejemplo, en lugares en los que no se cuenta con gran tecnología, la ecografía y el rayos x de abdomen son de gran valor.
Ya en nosocomios y centros especializados de mayor nivel, la urografía es la prueba de elección.
Sin embargo, para nosotros el mejor examen es la Urotomografía, la cual además de proveernos un estudio anatómico excelente, es capaz de detectar cálculos radiotransparentes no visibles en los rayos x como son los de ácido úrico y xantina; pero se debe siempre considerar la mayor exposición a radiación del paciente en la urotomografía. Una ventaja adicional y para nosotros muy importante, es que la urotomografía permite sospechar la densidad y dureza del cálculo, esto mediante la utilización de las unidades de Hounsfield, las cuales proveen un factor pronóstico en cuanto a la terapéutica a seguir. Por ejemplo cálculos con densidades menores a 1000 pueden ser tratados mediante litotripsia extracorpórea con grandes tasas de éxito.

Recuerde que un buen tratamiento depende del correcto diagnóstico

Dr. Luis Fernando Susaníbar Napurí
Especialista en Urología
Fundación Jiménez Díaz, Madrid, España.

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata