Fimosis y circunsición

Uno de los motivos de mayor preocupación entre los padres es el desarrollo genital de sus menores hijos. El principal motivo de consulta al respecto es sobre la fimosis, tema que desarrollamos a continuación, basados en nuestra experiencia, emitiremos finalmente algunas recomendaciones.

Fimosis y circunsición
El prepucio es la porción de piel que cubre el cuerpo peneano y el glande. Cumple distintas funciones entra las cuales están las de protección, función erógena e inmunológica. Al momento de nacer se encuentra firmemente adherido al glande, por lo que es imposible retraer en la mayoría de los casos.
Esta adherencia es una condición normal y fisiológica y a medida que transcurre el tiempo se va desprendiendo espontáneamente siendo infrecuente en la adolescencia. Durante este proceso pueden presentarse complicaciones atribuíbles a esta condición, y se deben tomar conductas terapéuticas precisas para su tratamiento. Hasta el día de hoy persisten las diferencias sobre la conducta a seguir tanto en un recién nacido, como en los casos que presentan complicaciones y especialmente en lo que se refiere a la circuncisión como solución definitiva. A esto se agrega un ambiente cultural y religioso que ejerce una gran influencia en la toma de decisiones.

Los puntos sobre las íes
Son necesarios definir algunos términos que utilizaremos a lo largo del blog al respecto de este interesante tema.
Prepucio fimótico: es aquel en que el diámetro de su orificio es menor que el diámetro del glande. No constituye de por si una entidad patológica al menos hasta la edad prepuberal
Fimosis patológica: el orificio prepucial se torna de aspecto inflamatorio, de color blanquecino, indurado, y el estudio de anatomía patológica generalmente muestra características de balanitis Xerótica obliterans
Fimosis fisiológica ó prepucio no retráctil: todo prepucio, independientemente del grado de retracción o de adherencias balanopostales, que no tenga las características físicas descritas en la Fimosis patológica.

¿Cuando tratar la fimosis?
  • Debemos recordar que el desprendimiento del prepucio ocurrirá espontáneamente.
  • Muchas veces existen adherencias prepuciales asociadas, las cuales pueden contener en su interior esmegma, en forma de quistes de grasa, estos pueden ser liberados por el especialista sin necesidad de cirugía.
  • No aconsejamos ningún tipo de maniobra con el fin de retraer la piel del prepucio de los niños pequeños, ya que si se intenta la retracción forzosa, se pueden producir pequeñas grietas (lasceraciones), cuya cicatrización posterior puede ser causa de una fimosis iatrogénica, lo cual no es infrecuente.
  • No existe evidencia suficiente que permita recomendar de rutina la circunsición en recién nacidos.
  • No se recomienda la circunsición en niños menores de 6 meses con infección urinaria
  • No se recomienda el uso de corticoides en fimosis fisiológica
  • Sólo se recomienda el uso de corticoides en fimosis patológica
  • No se recomienda la circunsición como medida de prevención del cáncer de pene, si bien esta enfermedad es más frecuente en no circunsidados
  • La circunsición como medida preventiva de enfermedades de transmisión sexual es discutible, nosotros sí la recomendamos

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata