Hidatide de Morgani

Evolutivamnte, el embrión humano durante su desarrollo, deja vestigios durante la formación de los diversos órganos de la economía humana. Uno de estos rezagos embrionarios es la denominada Hidátide de Morgani, un remanente del conducto de Muller.
Sin ahondar mucho en la embriología testicular, la Hidátide es producto del desarrollo gonadal normal.
Muchas veces esta hidátide puede desencadenar episodios de dolor testicular agudo o sub agudo.
A continuación comentamos este interesante tema.
Hidátide de Morgani como causa de dolor testicular
Fue Giovanni Baptista Morgagni (1682-1771), padre de la anatomía Europea, quien en 1703 describió, cuando era asistente quirúrgico de Valsalva en Santa María de la Morte en Bolonia, Italia, la primera hidátide testi­cular que desde entonces lleva su nombre. 
Hidátide significa “gota de agua” y Morgani murió convencido de que la ruptura de estas estructuras explicaba el hallazgo de hidro­cele. 
En 1776 Hunter, mencionó el primer caso de torsión testicular; y pasaron más de 200 años hasta que Ombredanne, mencionó la torsión de apéndices del testículo en 1913 y en 1922 Colt de Aberde describió el primer caso, considerándolo una urgencia quirúrgica.

La hidátide está formada por tejido fibroso recubriendo un eje vascular, no cumpliendo ninguna función específica. Se presenta en mas del 90% de varones, siendo bilateral. No produce ningún tipo de sintomatología en lamayoría de los casos, y es difícil de detectar en la ecografía testicular, excepto cuando se encuentra torsionada y ha aumentado su volumen.
Posee un pedículo vascular, el cual al rotar sobre su eje, produce torsión de tipo hemorrágica o trombótica, la cual se asocia a dolor agudo. Si la torsión se resuelve, el dolor desaparece. Este último cuadro se ve con relativa frecuencia en dolores testiculares crónicos intermitentes, no asociado a procesos infecciosos.
En el caso de dolor agudo en niños, muchas veces es difícil de diferenciar una torsión de hidátide de una torsión testicular; y dependiendo de la presentación clínica y de los exámenes auxiliares, la solución es quirúrgica en la mayoría de los casos.

La evaluación supone gran experiencia por parte del Urólogo, adicionalmente debe realizarse una ecografía doppler testicular.

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata