Colocación de catéter suprapúbico

El catéter suprapúbico (CSP) es una herramienta útil y ampliamente utilizada en la práctica urológica.
Es una derivación urinaria utilziada muchas veces en casos de emergencia ante la retención aguda de orina y la falla en el cateterismo vesical transuretral.
Las complicaciones que pueden surgir a partir de su inserción o de la atención médica continua, si bien son poco frecuentes, pueden llevar incluso riesgo de vida. 
Al respecto de este noble procedimiento, la Sociedad Británica de Cirujanos Urólogos (British Association of Urological Surgeons) ha elaborado una guía, cuyo resumen a continuación comentamos y que creemos es de lectura obligatoria.
Las directrices se sugieren para ayudar a maximizar la seguridad  del procedimeinto y garantizar las mejores prácticas en relación con el uso de CSP.
Cuando se presenta un episodio de retención urinaria es necesaria la dervación. Muchas veces al no poder realizar la colocación de la sonda por vía uretral, es necesaria la colocación de un catéter suprapúbico.
Guía europea de colocación de catéter suprapúbico
Consideraciones generales
  1. Los médicos que están involucrados en el manejo de pacientes con catéteres a largo plazo debe considerar en cada caso si un CSP podría ofrecer ventajas para el paciente sobre el uso de un catéter uretral
  2. Los pacientes portadores de CSP deberían tener acceso a un servicio eficiente y personal especialziado para la inserción CSP
  3. Los pacientes que se someten a la colocación de CSP ya sea como un hecho aislado o como un procedimiento mixto deben someterse a un procedimiento de consentimiento informado, tanto verbal como escrito.
 Del procedimiento de cateterización suprapúbica
  • Si los conocimientos técnicos necesarios para la inserción SPC no está disponible en un momento determinado, la aspiración suprapúbica de orina con una aguja de hasta calibre 21 puede ser utilizada como un medio para aliviar temporalmente los síntomas del paciente
  • La anestesia general o regional debe ser utilizado si la vejiga no se encuentra llena de al menos con 300 ml de líquido y en pacientes con lesión medular con un nivel de daño de T6 o por encima
  • El uso de la profilaxis antibiótica se recomienda para pacientescon sospecha de colonización bacteriana de la orina.
  • Las técnicas de inserción del catéter y los equipos son variados, y aún no han sido comparados en ensayos clínicos adecuados, la elección de la técnica es tanto una cuestión de preferencia individual. La técnica cerrada (punción abdominal) siempre tiene el riesgo de lesionar órganos intra-abdominales y se debe comunicar dicho risgo al paciente.
  • El examen ecográfico del abdomen puede ser utilizado como un complemento a la inserción CSP. Sin embargo, el médico implicado debe tener la formación adecuada. La ecografía sólo debe utilizarse para buscar la interposición de asas intestinales a lo largo del trayecto del catéter.
  • En el paciente con una vejiga fácilmente palpable y sin antecedentes de cirugía del abdomen inferior, se considera razonable para insertar un CSP mediante una técnica cerrada siempre que la orina puede ser fácilmente aspirado de la vejiga usando una aguja pasa a lo largo del trayecto del catéter previsto.
  • En el paciente en el que no hay antecedentes de cirugía del abdomen inferior, pero donde la distensión (más de 300 mL) de la vejiga no se puede palpar a causa de la obesidad, se considera que la inserción ciega no debe llevarse a cabo. En tales circunstancias, la ecografía puede utilizarse para identificar la distensión de la vejiga o la cistoscopia se puede utilizar para asegurarse de que una aguja de aspiración en el trayecto del catéter previsto está entrando en la vejiga en un punto apropiado en la pared anterior de la vejiga.
  • En el paciente, ya sea con un historial de cirugía del abdomen inferior o una vejiga que no pueden ser adecuadamente distendida, el CSP debe insertarse utilizando una técnica abierta o con el apoyo de imágenes para excluir la presencia de asas intestinales en el trayecto del catéter. Un procedimiento permite identificar la vejiga y la movilización de toda la interposición de intestino lejos del trayecto del catéter. Las imágenes para apoyar un procedimiento cerrado que incluyen el uso de la ecografía en manos expertas o tomografía computarizada.
Complicaciones postoperatorias
  • Los pacientes, el personal de apoyo y el personal clínico deben ser conscientes de que la atención médica de urgencia es necesario si se presentan síntomas que pudieran sugerir la presencia de una lesión en la inserción del catéter. Los síntomas se incluyen la persistencia o empeoramiento de dolor abdominal o el dolor que se extiende fuera del lugar de inserción del catéter.
  • Las instrucciones escritas que cubren la información de contacto e indicaciones para la búsqueda de asistencia médica debe ser administrada a pacientes y cuidadores inmediatamente después de la inserción del catéter.
Manejo a largo plazo del CSP
  • El uso de una válvula de catéter como una alternativa al drenaje contínuo libre debe considerarse siempre que la vejiga pueda contener la orina
  • El paciente debe tener un acceso rápido y fácil a los servicios de cambio de catéter y se ofrecerá la opción de cualquiera de ellos, además deberá enseñarse el manejo del CSP a sus cuidadores inmediato.
  • Si no es posible el cambio de CSP, deberá tener ingreso inmediato a una unidad de urología.
  • La administración de antibióticos está indicado cuando hay evidencia de celulitis en la zona de inserción del catéter o cuando hay evidencia de infección sintomática del tracto urinario.
  • Los antibióticos sistémicos no deben utilizarse para tratar infecciónes pericatéter sin complicaciones o bacteriuria asintomátic
  • Toda retención urinaria u obstrucción del catéter debe ser evaluada en un Servicio de Urología
  • La cistoscopia debe llevarse a cabo si los episodios de bloqueo de catéter son repetidos

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata