Cáncer de próstata: tratamiento

El cáncer de próstata esta aumentando en el mundo entero. Es una enfermedad que sólo puede ser curada si es detectada a tiempo, por lo que es obligación de los médicos el despistaje de esta enfermedad en varones mayores de 40 años. 
Las opciones de tratamiento para el cáncer de próstata depende de varios factores, tales como la velocidad de crecimiento del cáncer, extensión de la enfermedad y el estado de salud general. Debemos tomar en cuenta también  los beneficios y los posibles efectos secundarios del tratamiento a elegir.
Comentamos a continuación las diferentes opciones de tratamiento para el Cáncer de Próstata

Opciones de tratamiento del cáncer de próstata
El tratamiento inmediato puede no ser necesario
Para los hombres diagnosticados con un cáncer de próstata en etapas muy tempranas, el tratamiento puede no ser necesario de inmediato. Algunos hombres nunca pueden necesitar tratamiento. En cambio, a veces los médicos recomiendan lo que se denomina conducta expectante (vigilar el cáncer de cerca), que a veces se llama vigilancia activa. En la espera vigilante, un seguimiento clínico regular, análisis de sangre, exámenes de recto y biopsias posiblemente se pueden realizar para controlar la progresión de su cáncer.

Si las pruebas revelan que el cáncer está avanzando, se puede optar por un tratamiento del cáncer de próstata como la cirugía o la radiación. 
La conducta expectante puede ser una opción para el cáncer que no causa síntomas, sobre todo si el médico espera que crezca muy lentamente y se limite a una pequeña área de la próstata. La conducta expectante puede ser considerado para todo varón que adicionalmente tiene otra condición de salud grave o una edad avanzada que hace que el tratamiento del cáncer sea  más difícil. La conducta expectante conlleva un riesgo de que el cáncer crezca y se propague.
Radioterapia
La radioterapia utiliza energía de alta potencia para matar las células cancerosas. En el cáncer de próstata la terapia de radiación pueden ser empleada de dos formas:

* La radiación proviene de fuera del cuerpo (radioterapia externa). Durante la terapia de radiación externa, o Radioterapia, usted se acuesta sobre una mesa, mientras que una máquina se mueve alrededor de su cuerpo, ddirigiendo la energía de radiación hacia uan zona específica del cuerpo con el fin de destruir las células cancerosas. Por lo general se someten a tratamiento de radiación cinco días a la semana durante varias semanas.

* Radiación colocada dentro de su cuerpo (braquiterapia). La braquiterapia consiste en colocar semillas radiactivas del tamaño de una semilla en el tejido de la próstata. Las semillas radiactivas administrarn una dosis baja de radiación durante un largo período de tiempo. El médico implanta las semillas radioactivas en la próstata mediante una aguja guiada por imágenes de ultrasonido. Las semillas implantadas al final  dejan de emitir radiación, no necesitando ser removidas.
Braquiterapia: rayos X de pelvis mostrando las semillas implantadas dentro de la próstata.
Los efectos secundarios de la radioterapia pueden incluir dolor al orinar, micción frecuente y urgencia  miccional, así como síntomas rectales como deposiciones sueltas o dolor al defecar. La disfunción eréctil también puede ocurrir.

Terapia hormonal
La terapia hormonal es un tratamiento para detener la producción de la hormona masculina testosterona. Las células del cáncer de próstata utilizan la testosterona para  su crecimiento. Al interrumpir el suministro de hormonas podemos causar que las células cancerosas dejen de crecer o disminuyan su velocidad de crcimiento. Las opciones de terapia hormonal incluyen:
  • Medicamentos que eviten la producción de testosterona. Los medicamentos como los agonistas de la hormona luteinizante liberadora de hormona luteinizante (LH-RH), impiden que los testículos produzcan testosterona, bloqueando las señales emitidas desde el cerebro. Las medicinas que se suelen utilizar en este tipo de terapia hormonal incluyen leuprolida (Lupron, Eligard,), goserelina (Zoladex), triptorelina (Trelstar), histrelina (Vantas) y degarelix (Firmagon).
  • Medicamentos que previenen que la testosterona llegue a las células cancerosas. Los medicamentos conocidos como antiandrógenos evitan que la testosterona alcance las células cancerosas. Los ejemplos incluyen la bicalutamida (Casodex), flutamida y nilutamida (NilandronTM). Estos medicamentos normalmente se administran junto con un agonista LH-RH (tratamiento coadyuvante) o incluso antes de tomar un agonista LH-RH (tratamiento neoadyuvante).
  • Cirugía para extirpar los testículos (orquiectomía). El retiro quirúrgico de las gónadas reduce los niveles de testosterona en el organimo. La eficacia de la orquiectomía en la reducción de los niveles de testosterona es similar a la de los medicamentos la terapia hormonal, pero la orquiectomía puede reducir los niveles de testosterona más rápidamente.

La terapia hormonal se usa en hombres con cáncer de próstata avanzado para reducir el cáncer y disminuir el crecimiento tumoral, no siendo curativa. En los hombres con cáncer de próstata en fase inicial, la terapia hormonal puede ser utilizada para reducir tumores antes de la radioterapia. Esto puede hacer que sea más probable que la radioterapia sea exitosa. La terapia hormonal se usa a veces después del tratamiento con cirugía o radiación con el fin de disminuir el crecimiento de las células cancerosas remanentes que quedaron.

Los efectos secundarios de la terapia hormonal pueden incluir la disfunción eréctil, sofocos, pérdida de masa muscular y ósea, disminución del deseo sexual, y aumento de peso. La terapia hormonal también incrementa el riesgo de enfermedad cardiaca y ataque al corazón. Los médicos creen que el uso a largo plazo de la terapia hormonal y los niveles bajos de hormonas que producen pueden dar lugar a problemas cardiovasculares.

Cirugía para extirpar la próstata
La cirugía para el cáncer de próstata consiste en extraer la glándula prostática (prostatectomía radical), parte del tejido circundante y unos pocos ganglios linfáticos. Existen diversas maneras en que el procedimiento de la prostatectomía radical puede llevar a cabo, citamoslas mas frecuentes:
  • Cirugía retropúbica, mediante una incisión abdominal se accesa a la la glándula prostática para ser removida. En comparación con otros tipos de cirugía de próstata, la cirugía de próstata retropúbica puede llevar a un menor riesgo de daño a los nervios, que puede conducir a problemas con el control de la vejiga y las erecciones
  • La cirugía perineal consiste en hacer una incisión entre el ano y el escroto para tener acceso a la próstata. La vía perineal de la cirugía puede permitir tiempos de recuperación más rápido, pero esta técnica dificulta el retiro de ganglios,pudiendo también afectar mas los nervios que porducen la erección.
  • La prostatectomía radical laparoscópica. Durante la prostatectomía radical laparoscópica, se accede a la próstata a través de varias incisiones pequeñas en el abdomen. El médico introduce instrumentos quirúrgicos especiales a través de las incisiones, incluyendo un tubo largo y delgado, con una pequeña cámara en el extremo (laparoscopio). El laparoscopio envía imágenes a un monitor en la sala de operaciones. La cirugía laparoscópica puede ofrecer una estancia hospitalaria más corta y una recuperación más rápida que la cirugía tradicional, y es tan segura y eficaz como la cirugía abierta retropúbica.
  • Cirugía laparoscópica robótica, en esta cirugía los instrumentos están conectados a un dispositivo mecánico (robot). El cirujano se sienta en una consola y utiliza los controles de mando para guiar al robot y mover los instrumentos. El uso de un robot en la cirugía laparoscópica puede permitir al cirujano realizar movimientos más precisos con las herramientas quirúrgicas. En Chile nuestro colega y amigo Dr. Octavio Castillo, ha desarrollado la técnia a la perfección, habiendo abandonado los otros tipos de procedimientos quirúrgicos practicamente.

 El Da Vinci, robot utilizado en cirugía urológica, ya es una realidad en América del Sur. El Dr. Octavio Castillo tiene amplia experiencia con este tipo de tecnología.
La prostatectomía radical tiene como riesgos la incontinencia urinaria y disfunción eréctil. Es necesario antes de someterse a cualquiera de los tipos de procedimientos quirurgicos descritos anteriormente, que converse extensamente con su urólogo de cabecera.

Congelación de tejido de la próstata
La criocirugía o crioablación consiste en congelar el tejido para destruir células cancerosas. Durante la criocirugía para el cáncer de próstata, se insertan pequeñas agujas en la próstata utilizando imágenes de ultrasonido como guía. Un gas muy frío se coloca en las agujas, lo que hace que el tejido que lo rodea se congele. Un segundo gas se introduce en las agujas para calentar el tejido. Los ciclos de congelación y descongelación destruyen las células cancerosas y parte del tejido sano circundante. Este tipo de procedimiento tiene muchos efectos secundarios, por lo que por el momento no lo recomendamos. 
Calentamiento del tejido de la próstata con ultrasonido (HIFU)
El Ultrasonido localizado de alta intensidad usa ondas de sonido de gran alcance para calentar el tejido prostático, causando la muerte de las células cancerosas. El ultrasonido de alta intensidad se realiza insertando una pequeña sonda en el recto. La sonda concentra la energía del ultrasonido en puntos precisos de la próstata.

El Ablatherm es utilizado para aplicar HIFU en pacientes con cáncer de próstata de grado 1 y 2.


Quimioterapia
La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir células de rápido crecimiento, incluyendo las células cancerosas. La quimioterapia se puede administrar por vía intravenosa en el brazo, en forma de píldoras o  ambas. La quimioterapia puede ser una opción de tratamiento para hombres con cáncer de próstata en los cuales la enfermedad se ha propagado a áreas distantes del cuerpo. La quimioterapia también puede ser una opción para los cánceres que no responden a la terapia hormonal. La quimieoterapia asociada con la radioterapia o la cirugía actualemente se encuentra en evaluación y es motivo de discusiones en congresos de la especialidad.



Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata