Balanopostitis

La infección de la piel del prepucio y del glande del varón es motivo frecuente de consulta. La infección se adquiere preferentemente por contacto sexual. Describimos a continuación algunos datos importantes al respecto de ella.
Balanopistitis: la inflamación del glande y prepucio
La balanitis se define como inflamación del glande. Generalmente en varones no circuncidados se afecta también al prepucio por lo que se denomina balanopostitis, es decir, inflamación de glande (balanitis) y del prepucio (postitis).
Dentro de las causas de las balanopostitis, además de las causas infecciosas, existe un porcentaje nada despreciable producidos por causas no infecciosas y que más adelante comentaremos.
Las balanopostitis son más frecuentes en varones no circuncidados, quizá como resultado de una higiene no adecuada y de irritación por el esmegma. No debemos de olvidar que los padecimientos médicos subyacentes pueden predisponer a balanopostitis.
BALANITIS POR CÁNDIDA (balanitis fúngica, balanitis por hongos)
Se originan principalmente por un hongo llamado Cándida Albicans, pero otras especies de Cándida pueden ocasionar síntomas.
La Mayoría de los casos, la sintomatología no es muy florida, es decir no muy intensa. Puede aparecer ardor y escozor del pene con eritema generalizado de glande y prepucio horas después del coito con una mujer que tiene vulvitis por Cándida.
Es posible que haya discreto enrojecimiento del glande y prepucio, y secreción blancuzca por debajo de este último. 
Es típico el caso de glande eritematoso con superficie seca y brillante. Además pueden apreciarse pápulas (manchas rojizas) de pequeño tamaño, irregulares y erosionadas así como una erupción microvesicular dispersa, a menudo con placas de color blanco.
El tratamiento consiste en lociones de sulfato de cobre o zinc, higiene adecuada y aplicación de antimicóticos específicos como el Cotrimazol, Econazol o Miconazol.

BALANITIS BACTERIANAS
En el caso de infección por Estreptococos del grupo B, las lesiones son eritematosas con o sin exudado.
Cuando el agente infectante es Gardnerella Vaginallis se aprecia irritación del prepucio y glande, eritema macular y secreción con olor a pescado por debajo del prepucio. El tratamiento que se recomienda es el Metronidazol y fármacos asociados además de lavados con solución salina por debajo del prepucio (Solución D´Alibur).
Los Anaerobios: en varones circuncidados se han relacionado con balanitis y uretritis inespecíficas. Las infecciones mixtas por Bacteroides Melaninogenicus y otras especies de Bacteroides son frecuentes. El tratamiento con Metronidazol es el más adecuado.
En la Sífilis como causa de balanopostitis, si bien actualmente es poco vista, hay una etapa entre el chancro primario en el pene y la aparición de formas diversas de sífilis secundaria en que se encuentran lesiones maculo-papulosas y con descamación en el glande que suelen ser evanescentes.
La Tuberculosis no es ajena a esta zona del cuerpo, presentando lesiones granulomatosas papulosas que pueden aparecer en cualquier forma de tuberculosis.

BALANITIS PROTOZOARIAS
Trichomona Vaginalis: en especial en pacientes con fimosis. Tratamiento con Metronidazol.
Amibiasis: causa muy rara, sobre todo se da en países tropicales.

BALANITIS VIRALES
Herpes genital: una forma primaria grave de herpes genital puede producir una balanitis necrosante. Algunas balanitis recurrentes con mínimas vesículas, antes consideradas como inespecíficas, podrían ser de origen herpético.
Virus del Papiloma Humano (VPH): las verrugas genitales a menudo afectan al glande, prepucio y sitios por debajo de este último. Los condilomas acuminados clásicos no se consideran balanitis pero muchas infecciones por VPH pueden aparecer sobre balanitis en varones.

Transite por nuestro blog y encontrará temas INTERESANTES.
¿Quiere saber más?
VISITENOS

Somos UROLOGIA PERUANA. Dr. Luis Susanibar
Especialistas con certificación internacional.

CONSULTAS
Av. Brasil 935 - B. Jesús María. Lima.  
Teléfonos: 332 4009

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata