Criptorquídia: vídeo laparoscópia diagnóstica y terapéutica

Hemos comentado con anterioridad sobre la criptorquídia. Nos ocuparemos en esta ocasión de los casos en los cuales el testículo no es identificado en el examen clínico, es decir el testículo NO ES Palpable.
Cuando enfrentamos un caso de criptorquídia podemos, en el examen clínico, intentar palpar la gónada siguiendo la línea inguinal, siendo que muchas veces esto no es factible, por lo que se sugieren exámenes complementarios como la ecografía inguinal o la urotomografía.
Se recomienda también la exploración quirúrgica a través de una incisión inguinal extendida, una incisión abdominal, personalmente recomiendo la vídeo laparoscopia diagnóstica-terapéutica,, la cual comentamos a continuación.

Criptorquídia: vídeo laparoscópia

Una vez de posicionado el paciente y colocada la anestesia general, se introducen los trócares y se accede al peritoneo, procediéndose a ubicar el o los testes intraabdominales, buscando estos a nivel del anillo ingunal interno.
En el momento de la exploración, en la mayoría de los casos se aprecia el testículo posicionado intraabdominalmente o asomándose en el anillo inguinal interno (conocido como peeping testis)  (25% -50%), distal al anillo interno (15% - 40%) o teste acordonado (vasos y conductos deferentes que entran en el anillo interior en presencia de un testículo viable)
En los casos de ausencia de vasos espermáticos visibles amerita una completa exploración del retroperitoneo  por la sospecha de agenesia testicular, que es extremadamente rara. 
El hallazgo de vasos espermáticos que ingresan al anillo inguinal amerita la exploración  del conducto inguinal, para la identificación de testículo evanescente o en ascensor.
Opciones para el tratamiento de un testículo intra-abdominal son variadas dependiendo de la edad del paciente, el tamaño testicular, presencia y características del testículo contralateral, y las habilidades del cirujano, sin embargo preferimos la  vídeo laparoscópia, debido a que además de aportar un diagnóstico certero, ofrece la posibilidad del tratamiento al mismo tiempo, con gran éxito en las tasas reportadas. 
Lo que se busca durante la cirugía es movilizar todas las estructuras, extendiéndolas lo máximo posible distalmente al anillo inguinal interno, liberar del peritoneo lateral a los vasos espermáticos distales al conducto deferente, realizándose la Maniobra de Fowler-Stephens (ligadura de las venas espermáticas).
Para calcular la longitud adecuada del cordón se moviliza el teste hacia el anillo interno contralateral .
Dependiendo de la longitud del cordón obtenida se decide realizar la orquidopexia inmediata, (técnica en un tiempo) o en su defecto se realiza una nueva cirugía en un lapso mínimo de 6 meses (técnica en dos tiempos).
El cierre de la anillo interno no es necesario.
Las tasas quirúrgicas de éxito varían entre 90% a 100%.

Transite por nuestro blog y encontrará temas INTERESANTES.
¿Quiere saber más?
VISITENOS

Somos UROLOGIA PERUANA Dr. Luis Susanibar
Especialistas con certificación internacional.

CONSULTAS
Av. Brasil 935 - B. Jesús María. Lima. Teléfono: 332 4009 

urologiaperuana@yahoo.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata