¿Es posible aumentar el tamaño del pene?

Excelente entrevista a nuestro amigo y profesor Paulo Egydio al respecto de las medidas penianas.

¿Pene pequeño o pene normal?
Un resumen de la excelente entrevista
Un estudio italiano en 100 pacientes, arrojó como resultado que todos los pacientes que procuraron al urólogo tenían dimensiones normales.
Paulo nos explica el pene de tamaño pequeño funcional
Las medicinas para la disfunción eréctil aumentan la presión dentro de los cuerpos cavernosos, así la estructura del cilindro tiene firmeza vertical suficiente para la cópula.
La mayoría de gente toma medicinas para la erección sin saber cómo tomarlas y sobre todo sin tener una consulta con el urólogo.
Se debe medir adecuadamente el pene, no es aconsejable que el propio paciente lo haga.
La actividad física (ejercicio) disminuye el tamaño del pene durante el ejercicio.
Los aparatos para tracción peniana difícilmente funcionan, sólo son de apoyo luego de una cirugía de aumento.
Durante la erección, manipular el pene con fines de aumentarlo, puede ocasionar fibrosis, y a la larga disminuir el tamaño del pene.
Los extensores penianos muy rara vez funcionan.
Antes de realizar cualquier procedimiento de cirugía peniana se debe evaluar el pene en erección, generalmente ello se hace mediante una erección inducida.

Es normal tener un pene curvo? 
Cierto tipo de curvatura es permitida; sin embargo si por causa de esa curvatura aún no han podido tener actividad sexual, deben buscar un urólogo. Por otro lado aquellos que tienen pene curvo y notan alguna dificultad en la actividad sexual, también deben buscar apoyo especializado.

TIPO DE CURVATURA
El tipo de curvatura del pene puede como no complicar la actividad sexual, por ejemplo si el pene se escapa al momento del acto sexual.
Las curvaturas penianas "hacia arriba" son mas toleradas que las curvaturas "hacia abajo", independientemente de los grados de la misma.
Las curvaturas en la base son menos toleradas que las curvaturas en la punta.

El tamaño de la persona, el número de calzado o tamaño de la mano, NO TIENEN nada que ver con el tamaño del pene. Dr. Luis Susaníbar.

Asista a la entrevista completa

Referencia: https://www.drpaulo.com.br
Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Hipospadias

La hipospadias es un defecto congénito de la uretra masculina que implica un meato uretral anormalmente ubicado. En lugar de una apertura en la punta del glande del pene, la uretra hipospádica se abre en cualquier lugar a lo largo de la ranura uretral desde la punta del pene hasta el perineo.

Hipospadias, sexualidad y cirugía en la adultez
La Hipospadias por tanto tiene varios grados de presentación y puede estar asociado a otras anomalías congénitas como la Criptorquídia (10 % de los casos); y el proceso vaginal abierto (Hidrocele comunicante) o hernia inguinal (9 – 15 % de los casos). Aunque la anomalía de la vía urinaria superior no es diferente a la de la población general, se deberían estudiar en casos de Hipospadias Grave, donde la asociación, suele ser más frecuente.


Clasificación de la Hipospadias esquemáticamente.
Morfología del pene en la Hipospadias
Con la hipospadias, el prepucio normalmente es redundante y forma una capucha sobre el glande. En la mayoría de los casos, la uretra y el cuerpo esponjoso no se forman normalmente, lo que resulta en una curvatura del pene hacia abajo (incurvación peneana congénita) debido a bandas fibrosas en la superficie inferior ventral. A su vez el escroto puede ser bífido, con testículos mal descendidos en algunos casos como hemos mencionado previamente.

Hipospadias según Netter.
SEXUALIDAD DEL VARON
El desarrollo de nuestra sexualidad es un continuo inherente a nuestra condición como humanos y se faculta desde principios biológicos, psicológicos y sociales dentro de nuestra propia cultura, nuestra religión, relaciones de parentesco, etc. y que gestan y articulan nuestra propia sexualidad, como la del grupo.

Dentro de esta amalgama indistinguible e indisoluble, existe una connotación propia de la sexualidad que, aunque contemporánea, guarda rezagos trascendentales que, a día de hoy, subliminalmente se dan como verdades aceptadas.

Es un aspecto fehaciente en la Sexualidad de grupo, la condición de normalidad que se presenta a determinadas cuestiones, siendo las más relevante, por ejemplo, la heterosexualidad universal, el coito centrismo y la asexualidad de la mujer como exponentes más reconocibles.

En el caso del hombre, existe el mito del “super hombre” del humano que por género esta siempre dispuesto y preparado sexualmente y que por supremacía no solo es capaz de sentir placer, sino que tiene la obligación de satisfacer a su contraparte femenino. Otro problema indiscutible, es la percepción genital sobre el pene, marcadamente perniciosa dada la cantidad de información, gráfica al respecto, en material pornográfico explicito, que cuestiona las dimensiones y la normalidad del mismo.


HIPOSPADIAS, ADOLESCENCIA Y ADULTEZ
En general, la mayoría de los varones con hipospadias moderadas o severas, suelen ser tratados durante la infancia, debido a que la gran afectación clínica que presentan. Sin embargo, existe un grupo sustancial de personas con Hipospadias Leves, quienes no son sometidos a reparación estética quirúrgica, en muchas ocasiones debido a que los padres tras el asesoramiento pertinente, encuentran que los riesgos implícitos de la intervención superan los beneficios.

Con la adolescencia y la adultez temprana, con la interacción entre sus pares del mismo sexo, con la información vertida en medios gráficos y con los mitos y tabúes que circunscriben la sexualidad de grupo, los varones con hipospadias reconocerán en su genitalidad una “anormalidad” que eventualmente puede tener una repercusión psico - social que afectará invariablemente la valoración de su esquema corporal y podría influir en sus relaciones interpersonales. Aún así, muchos individuos, con una educación sexual adecuada, y reconociendo las variables innatas entre individuos podrán tener una vida totalmente normal y placentera.
Benetton, desde los años 90 imagenes de diversidad.

CIRUGÍA DE LA HIPOSPADIAS EN LA ADULTEZ
Aunque muchos adultos consiguen la estabilidad psicológica superando barreras sociales y culturales, quizás por un defecto mínimo y por experiencias positivas con féminas afines, otros individuos pueden más bien incurrir en problemas similares a la disfunción sexual, con pérdida de autoestima, frustración y temor a las interrelaciones personales, incluso con patrones de evitación importantes.

En el adulto, la cirugía se rige bajos los mismos principios que en la intervención del infante e incluye la ortoplastia, la uretroplastia, la plastía del glande y el cierre de la piel. La cirugía de la hipospadias en la adultez es una alternativa viable y tiene ventajas respecto a la cirugía del recién nacido y del infante fundamentalmente por el tamaño del pene.

La cirugía estética reconstructiva de la Hipospadias, no solo restablece la función miccional y eyaculatoria del pene y su estética global, sino que desde el punto de sexológico, repercute directamente en el psiquis del individuo, quien en muchos casos podrá retomar el control de su vida sexual.


Reparación quirúrgica de Hipospadias distal.

Comentario
Es indiscutible, que la Sexualidad de grupo y la información de los medios son capaces de provocar cambios en nuestra percepción, respecto a espectros de normalidad, tanto en temas relacionados con la diversidad sexual como en la fisionomía genital de hombres y mujeres. Tanto varones como mujeres que portan una condición que afecte la visión de su esquema corporal, son más susceptibles de sufrir de problemas psicológicos y de aceptación propias y del entorno.

Si Ud. es adulto y tiene Hipospadias, consulte con nuestros especialistas.Autor: Fernando Susaníbar



Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

El mundo de la prostatitis. Capítulo 1

La prostatitis es una de las enfermedades que con más frecuencia se atienden en los consultorios de urología, pero que curiosamente, se diagnostica inadecuadamente. Con este primer capítulo, iniciamos el tema: el mundo de la prostatitis.

Conociendo la prstatitis
Dos siglas identifican a la prostatitis crónica. CBP (prostatitis crónica bacteriana y CP/CPPS (síndrome de dolor pélvico crónico/Prostatitis crónica abacteriana)

Ambos, CBP y CP / CPPS, muestran heterogeneidad en términos de manifestaciones clínicas, que surgen de una variedad de posibles etiologías subyacentes.
Estos mecanismos etiológicos incluyen:

  • Infección 
  • Alteración anatómica 
  • Alteración genética 
  • Problemas endocrinológicos 
  • Compromiso neuromuscular 
  • Aspectos inmunológicos 
  • Alteraciones psicológicas


Los cuatro principales síntomas de CBP y CP/CPPS son el dolor urogenital, los síntomas del tracto urinario inferior (STUI), los problemas psicológicos y la disfunción sexual.

La presentación más común de CBP es la infección recurrente del tracto urinario (ITU), mientras que el dolor es el síntoma predominante tanto de CBP como de CP/CPPS.

El dolor puede tener origen nociceptivo, esto en relación a un daño o noxa, como ejemplo aquel causado por disfunción física y / o inflamación. Sin embargo, la creciente evidencia sugiere que los síntomas de dolor en CP/CPPS pueden ser de naturaleza neuropática y son causados por la disfunción del sistema nervioso somatosensorial.

Si bien una proporción de los síntomas de dolor experimentados por pacientes con CP/CPPS puede derivar directamente de la próstata, se debe tener en cuenta que los síntomas de dolor a menudo son generados por otras estructuras dentro y fuera la pelvis, incluidos los músculos, los nervios y las estructuras óseas dentro de la pelvis, el abdomen y la columna vertebral.

El estudio del dolor en los casos de prostatitis crónica por lo tanto, no es sencillo y amerita pericia por parte del urólogo, y usualmente manejo interdisciplinario.



Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Tratamiento del cáncer de próstata avanzado

El Cáncer de Próstata es la Neoplasia Maligna No Dermatológica más común en varones a nivel global, siendo la tercera causa de muerte por cáncer en Europa y la segunda causa de muerte en España. Escrito por Fernando Susaníbar

Introducción al cáncer avanzado
Con el advenimiento del Antígeno Prostático Específico (PSA) en los años 90 como parte del screening del cáncer de próstata, este tumor cambio drásticamente su tipo de presentación, siendo actualmente un tumor que se diagnóstica hasta en un 80 % de los casos como enfermedad localizada o de bajo riesgo y solo en un 4 % como enfermedad metastásica.

Esta distinción clínicamente se ve reflejada en una supervivencia a 5 años en pacientes de bajo riesgo de hasta un 100 %, disminuyendo marcadamente a solo un 28 % en pacientes con enfermedad avanzada.

Actualmente la gran parte de la terapia del Cáncer de Próstata Avanzado se fundamenta en las vías del Receptor Androgénico, habiendo surgido nuevos fármacos con gran impacto en la supervivencia en esta fase de la enfermedad.

En esta revisión clínica, vamos a compartir con Uds. nuestra visión del Manejo del Cáncer de Próstata Avanzado, con el fin de facilitar el entendimiento de su Evolución Natural y de la aplicación según la fase de la enfermedad de los fármacos actualmente disponibles. Toda la información vertida en esta revisión esta actualizada a día de hoy y se ha cotejado con las guías clínicas de la EAU.
A pie del artículo les dejaremos algunas de nuestras fuentes bibliográficas.

TERAPIA HORMONAL EN EL CANCER DE PROSTATA
Históricamente, fue ya hace más de 3 siglos que Hunter en el año de 1786,  bajo su observación en animales de experimentación, demostró que la castración de animales machos prevenía o evitaba el crecimiento de la glándula próstata.

Esta observación fue brillantemente aplicada al cáncer de próstata Metastásico por Charles Breton Huggins en el año de 1941, lo que le supondría el ser galardonado con el premio nobel de medicina del año de 1966, dado que la incorporación de este tratamiento –lejos aún de la era del PSA- cambio drásticamente la supervivencia de los pacientes con Cáncer de Próstata, que para esa época era un tumor mortal, de presentación en fases avanzadas de presentación.

Desde entonces el pilar de tratamiento para el cáncer de próstata avanzado, lo constituye la terapia hormonal en cualquiera de sus modalidades, lo que finalmente solo consigue remisiones temporales de 2 a 3 años, aunque este tiempo puede ser mayor en función a características clínicas del tumor y del paciente.

En el caso concreto de pacientes sometidos a seguimiento tras un tratamiento con intención curativa , ya sea mediante Prostatectomía Radical (PR) o Radioterapia (RT), según datos de la EAU, entre un 27 a un 53 % de los casos presentaran aumento de PSA, lo que subsecuentemente implica el desarrollo de metástasis; lo que inexorablemente conducirá a muerte cáncer específica. Aún así, en este grupo de pacientes no esta claro el beneficio de iniciar la terapia hormonal inmediatamente, pues el porcentaje de pacientes que desarrollara recidiva “clínica” puede ser ínfimo (solo un 5 % de los que recaen tras recidiva bioquímica tras PR; guías de la EAU)


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Cómo se presenta el cáncer de próstata cuando ha avanzado?

Más de 75 años de estudio del Cáncer de Próstata han permitido un conocimiento más amplio de su fisiopatología, siendo el hito crucial para el cambio en su evolución natural por un lado, la incorporación del PSA como herramienta diagnóstica y por otro la incorporación de la terapia hormonal basada fundamentalmente en el gobierno del Receptor Androgénico. En consonancia con esta apreciación, a día de hoy y a excepción de la quimioterapia y la inmunoterapia, las terapias para el Cáncer de Próstata Avanzado se centran en el bloqueo o interrupción de las vías dependientes del Receptor Androgénico.

Escenario clínico del cáncer de próstata avanzado
Los pacientes con Cáncer de Próstata Avanzado incluyen aquellos que se presentan con enfermedad metastásica (grupo I) y aquellos que el transcurso del seguimiento tras una terapia con intención curativa desarrollan metástasis clínica (grupo II).

Aproximadamente un 30 % de los pacientes sometidos a radioterapia (RT) o (prostatectomía radical(PR) presentaran elevaciones del PSA (Guías de la EAU), constituyendo una recidiva bioquímica (RBQ) (subgrupo II.1) lo que eventualmente conducirá a desarrollar metástasis y deceso cáncer específico.

Algoritmo terapéutico para el Cáncer de Próstata Avanzado. Madrid Urología.

La evolución natural en este grupo de pacientes es heterogénea y depende de varios parámetros clínicos que incluyen el PSA basal, el Score de Gleason / Grados de ISUP, el TNM, la velocidad de duplicidad del PSA, la afectación ganglionar, y/o los márgenes positivos según el tipo de tratamiento curativo que se haya instaurado y que no es motivo de esta revisión.

Los pacientes con RBQ reciben tratamiento específico y en muchas ocasiones son tributarios a Hormonoterapia con Bloqueo Androgénico. En un sub grupo de estos pacientes la elevación de PSA persiste o reaparece en el tiempo definiéndose clínicamente como Cáncer de Próstata Resistente a la Castración que inicialmente será No Metastásico (sugrupo II.2) para posteriormente desarrollar Metástasis (subgrupo II.3). Este último grupo debe ser sub dividido en pacientes Asintomáticos (grupo II.3.1) y Sintomáticos (grupo II.3.2)

Autor: Fernando Susaníbar

Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Prostatitis crónica

Algunas veces el dolor hace que hagamos malabares para mejorarlo, siendo uno de los dolores más molestos en el varón el dolor pélvico crónico. Líneas abajo el Dr. Fernando nos explica al respecto.

El síndrome de dolor pélvico crónico en el varón
La “prostatitis crónica” constituye un cuadro sindrómico y agrupa varias enfermedades y puede estar relacionada con la infección y la inflamación de la próstata (prostatitis bacteriana), el síndrome de dolor pélvico crónico inflamatorio y no inflamatorio y el dolor pélvico no relacionado con la prostatitis.

El diagnóstico clínico de la Prostatitis Bacteriana Aguda (PCA)se basa en un cuadro febril y molestias urinarias marcadas con dificultad para orinar e incluso retención urinaria; la sospecha clínica se confirma con un cultivo de orina.

En el caso de la Prostatitis Crónica Bacteriana (PCB), lo más común es la presentación con Infecciones del Tracto Urinario Inferior recurrentes y por el mismo patógeno siendo frecuente el dolor pélvico y los Síntomas del Tracto Urinario Inferior. En este caso, el diagnóstico se fundamenta el la Prueba de Stamey.

Esta misma prueba se utiliza para discernir entre un Síndrome doloroso Pélvico Crónico (SDPC) Inflamatorio o No inflamatorio; en este caso es más frecuente el dolor pélvico, las molestias perianales, compromiso del aparato digestivo y síntomas del tracto urinario y además puede haber molestias con la eyaculación e incluso disfunción eréctil. En este grupo de pacientes es útil el cuestionario de la NIH – CPSI para valoración de síntomas y su afectación clínica. Una última entidad es la Prostatitis Asintomática.

¿QUE SUCEDE?
La fisiopatología de la Prostatitis Crónica y el Síndrome Doloroso Pélvico Crónico es compleja. A día de hoy se acepta, que, en algún momento en la biografía de los individuos, debe haber existido alguna noxa, que origino cambios locales, con una respuesta a este estímulo nocivo acorde, pero que, tras perpetuarse en el tiempo, consiguen cambios en las vías viscero viscerales, viscero somáticas e incluso afectación directa del sistema nervioso, produciendo dolor neuropático; que a su vez puede contribuir a cambios en la musculatura del suelo pélvico. Lo dramático de estos cambios, es que la sintomatología puede mantenerse en el tiempo, aún habiéndose comprobado la ausencia de la noxa de origen.

LA INYECCIÓN INTRAPROSTÁTICA DE ANTIBIÓTICOS, ¿QUE ROL TIENE?
La cuestión más importante es determinar que pacientes son subsidiarios a este tratamiento.
En la práctica, cuando nos enfrentamos a un paciente con “Prostatitis”, en la mayoría de los casos, son pacientes con un padecimiento crónico, con una afección incluso de años de evolución, y que por ende, dicho cuadro ejerce una afección física y psíquica importantes. Lo real para el grueso de pacientes, es que el diagnóstico no es preciso, o simplemente es errado. De manera que la primera conducta frente a estos individuos, es una valoración integral,mediante historia clínica rigurosa y una exploración que incluya el tacto digital rectal y la valoración de puntos dolorosos,siendo indispensable como hemos comentado previamente la Prueba de 4 vasos de Stamey (con o sin estudio del semen) para dirigir correctamente el tratamiento.

Una vez demostrada la presencia de una PCB, la Inyección Intraprostática de Antibióticos (IIPA) es una alternativa terapéutica plausible, una vez que se ha agotado el tratamiento médico convencional, que incluye, antibiótico en largo periodo de tiempo, alfa bloqueantes, antidepresivos, anti inflamatorios, y neuropáticos, entre otros.

La IIPA es un procedimiento endourológico mínimamente invasivo, con altas tasas de “erradicación” de gérmenes y que puede y debe ser demostrada objetivamente mediante una nueva Prueba de Stamey. Como antecede a este párrafo, la sola “erradicación” de gérmenes de la próstata, no garantiza la mejoría de los síntomas, pero si erradica el foco infeccioso precipitante.

Es importante recalcar que, a pesar de la confirmación de una PCB mediante la prueba de Stamey, no todos los pacientes son subsidiarios a recibir este tratamiento. Por un lado, pueden existir contraindicaciones médicas y, por otro lado, pueden existir características propias del paciente que pueden influir en tasas de erradicación menores a las esperadas como son: un gran volumen prostático, obstrucción en la salida de la orina de la vejiga, cistitis, estenosis de uretra, entre otras.

COMENTARIO
El diagnóstico y el tratamiento de pacientes con Prostatitis Crónica / Síndrome Doloroso Pélvico Crónico en la práctica clínica es complejo. Por un lado, es considerada por los especialistas como una patología oscura, con dificultad para llegar a un diagnóstico preciso, fundamentalmente por el uso poco extendido de la prueba de Stamey, y por otro, el fracaso terapéutico al que se ven abocados los tratamientos sin un diagnóstico correcto.

La valoración de pacientes con PC / SDCP debe ser realizada en centros especializados en esta patología y su manejo en todos los casos debería ser multidisciplinar, involucrando Urólogos, Digestivos, Neurólogos, Rehabilitadores y psicoterapeutas.

Autor: Fernando Susaníbar

Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Tratamiento de la curvatura íntima

La enfermedad de La Peyronie se caracteriza por la presencia de una curvatura visualmente incómoda en el pene, y que ocasiona dolor en el varón y su pareja. Junto a la deformidad es frecuente encontrar un tejido fibrótico denominado placa, conozca un poco más sobre esta enfermedad líneas abajo.

Tratando la enfermedad de La Peyronie
El diagnóstico en La Peyronie se realiza en el consultorio, el paciente va a referir al médico la aparición gradual de la curvatura durante por lo menos unos 6 meses, en el examen clínico se podrá palpar la placa fibrótica caracteírstica de la enfermedad en el cuerpo del pene. Esta placa ocasiona la curvatura del órgano. Adicionalmente el médico puede solicitar fotografías del pene en erección con el objetivo de medir el grado de curvatura, (ello se conoce como test de Kelami), siendo usual también contar con una ecografía para evaluar el órgano internamente.

TRATAMIENTO
El tratamiento va a depender del tiempo de enfermedad y grado de curvatura.
En algunas ocasiones se va a recomendar esperar y ver cómo se comporta la enfermedad, ello se denomina conducta expectante. 
En otras ocasiones es necesario instaurar un tratamiento en base a medicinas, ampollas o cirugía

MEDICAMENTOS
Existen muchos estudios en los cuales se han evaluado distintas medicinas orales para tratar la enfermedad, sin embargo no han resultado ser tan eficaces.

El tratamiento actual puede realizarse mediante inyecciones de COLAGENASA, una medicina que actúa destruyendo la acumulación de colágeno que causa la curvatura peniana, la aplicación de esta sustancia debe ser realizada por un médico debidamente capacitado, lamentablemente no está disponible en el Perú.

Otra sustancia interesante para el tratamiento de la curvatura peniana es la utilización del VERAPAMILO, una sustancia utilizada habitualmente en el tratamiento de la presión alta. Éste medicamento al ser inyectado puede alterar la producción de colágeno, disminuyendo de esta manera la curvatura. En el Perú está disponible pero los estudios realizados en esta enfermedad son escasos.

CIRUGÍA
La cirugía se recomienda cuando la curvatura es muy incómoda para el paciente y supera los 30°.
Existen dos métodos quirúrgicos, el primero es la sutura también conocido como PLICATURA. En esta técnica lo que se hace es ingresar el cuerpo del órgano colocando unos puntos en el lado contralateral a la curvatura.
El segundo método se denomina INCISIÓN/EXCISIÓN, en este tipo de cirugía el médico realiza uno o más cortes en las cicatriz que produce la curvatura, cubriéndole con un trozo de tejido o injerto usualmente de material sintético o material animal. Éste segundo procedimiento se recomienda en curvaturas muy extremas.

En casos en los cuales la curvatura está asociada a disfunción eréctil es recomendable la colocación de un implante peniano.
Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata