Cómo se forman los órganos sexuales

Conocer cómo se forma y se desarrolla el embrión humano, y sus órganos es fundamental para el diagnóstico de diversas patologías urológicas. De primera mano y gracias a nuestros amigos de Madrid Urología, comentaremos el quinto capítulo de este interesante tópico de embriología.
Embriología de las gónadas 
GONADAS
Las gónadas se delinean en la cuarta 4a semana en la condensación gonadal del mesodermo intermedio, que vista desde  la cavidad del celoma es una cresta que acompaña medialmente a la columna de Nefrótomos en la parte lumbar alta mesonéfrica. Durante el curso del desarrollo se constituye en una masa ovoide alargada en sentido longitudinal, en la que hay un epitelio cortical que emite cordones hacia el blastema interno. 



Hasta la 7a semana, no poseerá las células germinales de su sexo cromosómico y se conforma como una gónada sexualmente neutra o totipotente. La célula germinales (bien distinguibles de la somáticas) en un principio están en la pared posterior del saco vitelino cerca de su boca de comunicación con el tubo endodérmico. Desde allí (esto empieza el 2o mes de la gestación humana y dura dos semanas) migran, se multiplican, y van por los intersticios de lo que sería el mesenterio y el retroperitoneo en pos de la gónada indiferenciada, a cada lado.





La migración de las células sexuales desde el saco vitelino hasta la gónada se logra con movimientos ameboideos propios, inducidos por quimiotaxis según lo señalaron Mc Carrey y Abbott, basados en estudios sobre embriones de diversos animales.



Varon
Una vez alcanzada la gónada indiferenciada, los futuros gametos son masculinos, avanzan hasta las estructuras cordonales, se instala en su interior y van a ser espermatogonias, en tanto que los cordones serán los tubos seminíferos.

En el varón, las células de los cordones originan la células de Sertoli, nutricias de la espermatogénesis, y en el estroma aparece las céluas de Leydig, un hormonosecretoras androgénicas, así como también una serie de tabique fibrosos que van delimitando compartimentos independientes, que convergen en el “mediastino testicular”v o cuerpo de Highmoro.

Diferencias en el desarrollo de los gamentos masculino y femenino según distribución y desarrollo celular. 

La gónada masculina se apropia de los tubos nefronales lumbares vecinos (todo lo cervicotorácico wolffiano ha ido desapareciendo) y del propio conducto de Wolf. Aquellos serán conos eferentes y el conducto formará varios tramos: la hidátide de Morgani, mal llamada “sésil”, parte remanente de lo craneal atrofiado de Wolf; el epidídimo; el deferente; la vesícula seminal, surgida de un nuevo brote muy distal que aparece al finalizar la semana 13a; el breve segmento último será el conducto eyaculador. Reliquia distal del tubo de Müller en el varón es el Utrículo prostático; el extremo craneal de la rama vecina del Müller puede muy ocasionalmente dar en el polo anterior testicular la hidátide que J.B. Morgagni  llamó “pediculada”. Ver sección 3.



Mujer
Una vez alcanzada la gónada indiferenciada, los futuros gametos femeninos, quedan en el plano cortical como óvulos primitivos que inducirán la formación de folículo de Graaf.

En la mujer los componentes wolffianos no tienen destino y desaparecen aunque suelen quedar restos embrionarios (paraóforo y los conductos de Gartner). Su sistema genital es mülleriano estricto (vagina, útero, trompas). Ver sección3.

A la izquierda el desarrollo de los genitales externos femeninos y a la derecha el de los masculinos. En azul los conductos de Müller y en rojo los conductos de Wolff.





Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

No más chequeo de la próstata



Qué bueno..!
Posiblemente lo que todos los varones quieren escuchar es que a partir de la fecha la prueba del tacto rectal ya no es necesaria, pero lamentablemente esto no es cierto, ni nunca lo fue.

En el año 2011 un periódico de la capital público de manera tendenciosa un artículo escrito por un afamado medico en el cual que los pacientes nunca más debían hacerse el chequeo de próstata. Dicho artículo lo único que consiguió fue confundir a la población, además de no ajustarse a la verdad, lo que a la larga hizo es que muchas personas dejen de acudir al chequeo de próstata.

Éste año el 11 de abril un grupo de consultores sobre cáncer especialistas en prevención de los Estados Unidos de Norteamérica realizó las nuevas recomendaciones en lo que respecta al beneficio del chequeo del cáncer de próstata con el antígeno prostático.

"La prueba del PSA debe realizarse en varones entre 55 y 69 años de edad, siempre y cuando sea conversado sobre los beneficios y posibles efectos adversos de realizar dicha prueba con su médico, luego de esta conversación el paciente deberá decidir si desea o no someterse a dicha prueba."

Lo escrito entre comillas en la manifestación de los expertos publicada en la revista de la asociación médica norteamericana, la cual publique el artículo, en ninguna parte del mismo seguirle que no se debe realizar un chequeo prostático.

Ya para varones mayores de 70 años en adelante, no existe recomendación para realizar la prueba del antígeno prostático, pues ellos asumen en este grupo de personas el cáncer de próstata evoluciona más lento y la supervivencia a 10 años es bastante alta.

Les recomiendo conversar con su urólogo de cabecera al respecto del tema y si tiene alguna duda sobre lo que lea o le digan sobre el cáncer de próstata, es mejor que lo deje en manos profesionales.





Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Estudios de los tejidos en cáncer de vejiga

El 95% de los tumores de vejiga son carcinoma de células transicionales. El segundo tipo histológico más frecuentes en los países desarrollados es el carcinoma de células escamosas observado en un 2,7 % de los casos, seguido del adenocarcinoma (1% de los casos). Otras estirpes histológicas mucho más raras son los linfomas, leiomiosarcoma, rabdomiosarcoma y el carcinoma de células pequeñas (neuroendocrino). Las neoplasias malignas secundarias pueden ocurrir por invasión directa de un cáncer local, como el Adenocarcinoma de Próstata o un Cáncer Cervical o como una metástasis de una primaria lejana. Otros tumores benignos que pueden afectar la vejiga son los neurofibromas, feocromocitomas y los miomas. Conozca más de este interesante tema escrito por el Dr. Fernando Susaníbar de Madrid Urología.
El Cáncer de vejiga es un tumor maligno que invade la vejiga gradualmente, a medida que penetra más en ella es más agresivo y peligroso.
Clasificación del cáncer de vejiga
Anatomo-Patológicamente, el carcinoma transicional suele dividirse en:
1.- Neoplasia Urotelial No Invasiva (NUNI) y
2.- Neoplasia Urotelial Invasiva (NUI) en relación con el compromiso o no de la lamina propia.
Macroscópicamente, el tumor No Invasivo, se puede subdividir en Lesiones Planas o en Lesiones Papilares.


Otra clasificación con connotaciones clínicas es en:
1.- Neoplasia Urotelial No Musculo Invasiva (NUNMI) y
2.- Neoplasia Urotelial Musculo Invasiva (NUMI).

Aún así, actualmente debido a que tanto los tumores CIS (mucoso) y T1 (submucoso) tienen alto potencial maligno -debido a su correspondencia biológica con tumores Invasivos- este termino se considera subóptimo.
Se suele utilizar de manera académica para brindar recomendaciones respecto a manejo y seguimiento de los pacientes.


NUEVA CLASIFICACION DE LA OMS 2016 (NEWS)En 2016 la Organización Mundial de la Salud ha realizado cambios en la clasificación histológica del cáncer de vejiga en relación a su morfología y a hallazgos de biología molecular, enfatizando en su habilidad para exhibir diferenciación divergente, variantes morfológicas y diversidad genómica. Como mención especial, cambia de manera nominal el término de “Hiperplasia Uroterial” a la de “Proliferación Urotelial de Potencial Maligno Incierto” cuya descripción es más clara (lo describiremos detalladamente más adelante).

Clasificación histórica e implicancias clínicasDentro de las clasificaciones históricas que ha realizado la Organización Mundial de la Salud son relevantes de mencionar la clasificación de 1973 en la cual se incluyen: el papiloma urotelial y los grados de diferenciación 1, 2 y 3; y la clasificación del 2004 en la que ya se agrupan y se mantienen en la nueva clasificación de 2016: el papiloma urotelial, la neoplasia urotelial papilar de bajo potencial maligno y el carcinoma urotelial papilar de bajo grado, y el carcinoma urotelial papilar de alto grado.

Aunque a día de hoy aún existe la tendencia a utilizar ambas clasificaciones para descripción de muestras anatomo patológicas, basado fundamentalmente en la solidez y validación clínica de la primera, y la falta de validación de la segunda, existe la recomendación actual de utilizar SOLO la clasificación de la OMS de 2004 (2016) con el fin de homogeneizar términos y evitar el uso de categorías ambiguas (grado 1-2; 2-3)

La siguiente tabla muestra gráficamente la relación que existe entre ambos tipos de clasificación


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Dr. Finger se une al equipo de Urología Peruana..!


Yo soy el Doctor Finger..!
La creación de nuestro Director Médico, el Dr. Luis Susaníbar Jr., se une al equipo de Urología Peruana para ayudarnos a difundir la ciencia...!





Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Cómo se forma el aparato urinario

Conocer cómo se forma y se desarrolla el embrión humano, y sus órganos es fundamental para el diagnóstico de diversas patologías urológicas. De primera mano y gracias a nuestros amigos de Madrid Urología, comentaremos el cuarto capítulo de este interesante tópico de embriología.

Embriología del aparato urinario
APARATO URINARIO
El desarrollo del aparato urinario es sincrónica e interdependiente al desarrollo genital. La alantoides en su parte craneal se expande en forma de un amplio balón que será la vejiga. La porción más caudal, en cambio, sigue siendo tubular. 




En esta última un primer segmento situado inmediatamente antes de las bocas de los tubos mullerianoas y wollfianos formará la uretra proximal, que en el hombre es la supramontana; el vermutmontanum, también llamado colículo seminal, que representa el tubérculo de Müller con sus tres orificios, uno central mulleriano y dos laterales extremos de cada conducto de Wolf. 




En la cara posterior hacia el piso de la alantoides ampular, elementos celulares del mesodermo wolffiano forman un escudete triangular (futuro trígono) injertado por dentro de esa cavidad endodérmica. 

Imagen dorsal de la vejiga mostrando los cambios en relación con los conductos mesonéfricos, el uréter y el conducto de wolff conforme se acercan e incorporan a la vejiga formando el escudete del trigono vesical.

La parte final del tubo alantoideo es el seno urogenital. En el varón formará la uretra prostática distal que abarca el verum y los conductos eyacularodes y la uretra transesfinteriana.
En la mujer el seno urogenital alantoideo dará la uretra transesfinteriana, el sector final del conducto urinario y el vestíbulo vaginal. 


El creciente desarrollo de la vejiga altera en su base la interrelación primitiva de la alantoides y del escudete wolffiano, con el brote ureteral que empezó siendo una yema lateral del tubo de Wolf. La gran ampolla alantoidea se rodea de abundante mesénquima, formador de músculo liso, el futuro destrusor. Cuando la expansion alcanza al conducto de Wollf (figura D), se pone en contacto a cada lado con el tramo inicial del Kupffer y lo engloba formándole un estuche a la vez que lo desvincula del conducto del cual nació. 

 
Detalle de la relación de la vejiga, de los conductos de wolff y de los uréteres. El la figura D se aprecia como el uréter distal es incomporado a la vejiga, conformandose la membrana de Waldeyer.

A medida que todo crece, la nueva ostomía se desplazada hacia atras, arriba y afuera. En esta secuencia de esquemas de cortes oblicuos verticales se muestra como se forma del meato del uréter (derecho en este caso) la vaina de Waldeyer que envuelve al tramo distal del tubo ureteral y rodeado a la uretra distal como va apareciendo el esfínter estriado. 


Descripción en el texto



Ambos nuevo meatos ureterales y la parte dorsal (posterior) del área que extiende en forma triángulo entre estos y el hemiciclo posterior del cuello de la alantoides (futuro cuello de la vejiga, el que comunica la expansión alantoidea con su porción tubular) tienen -como se ha señalado-  origen wollfiano y por lo tanto mesodérmico, lo mismo que la parte dorsal de la primera porción de la uretra. Todos estos elementos quedan como un conjunto adosado a manera de “parche” a la pared posterior de la alantoides endodérmica. En la zona del trigono vesical.





Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Cómo se forman los genitales

Conocer cómo se forma y se desarrolla el embrión humano, y sus órganos es fundamental para el diagnóstico de diversas patologías urológicas. De primera mano y gracias a nuestros amigos de Madrid Urología, comentaremos el tercer capítulo de este interesante tópico de embriología.
Embriología genital
GENITALES INTERNOS
En la 4ta semana en la zona distal del embrión el tejido mesenquimal progresa separando la alantoides (adelante) del recto (atrás) constituyendo el tabique urorrectal, septum o tabique de Douglas. 







A uno y otro lado del intestino terminal y en un plano algo posterior a este, se ven los conductos wollfianos, que abordarán la cara posterior del alantoides desde el interior de aquel tabique, formando además los márgenes laterales del tubérculo de Müller. 


Interpuesto entre ambos abocamiento wollfianos, en el mismo septum mencionado, aparece en “Y” el conducto de Muller (color azul), en la línea media: este al principio es un cordón doble  que luego se fusiona en su parte distal. 
 
En azul los conductos de Müller y en rojo los conductos de wolff. 5: uraco, 4 vejiga, cl: cloaca, i: intestino, cp: tubérculo fálico.
 

La división total de la cloaca se alcanza cuando el tabique de Douglas llega hasta la membrana cloacal. Para el final de la 6a semana ya es posible apreciar la apertura de ambos orificios externos -tubo digestivo y seno urogenital- al producirse sendas brechas en aquella primitiva membrana cloacal (m) donde estaban adosados endodermo y ectodermo. Obsérvese en el gráfico que precede estas líneas, que ya es posible evidenciar el tubérculo fálico (cp) para cualquiera de ambos sexos. 




Conductos de Müller
En el caso de la mujer, los conductos de Müller (azul) desarrollaran las trompas de Falopio, el utero, y los dos tercios anteriores de la vagina. Quedando representados en la imagen al final del desarrollo con su extremo distal cerca a la zona genital.
En el hombre, el conducto de Müller involucionara por acción de la Hormona Anti Mülleriana producida por los testículos y formaran al final del desarrollo el verum montamun y el hidátide de morgani incluidos como se aprecia en la imagen en la uretra proximal.

Conductos de Wolff

Por su parte, el conducto de Wolff (rojo) en los varones desarrollaran los conductos deferentes, los epídidimos y las vesículas seminales y los conductos eyaculadores. En las mujeres este conducto quedara como un remanente embrionario.

A la izquierda fin del desarrollo en la mujer. A la derecha fin del desarrollo en el hombre. En azul la representación de los conductos de Müller y en rojo la representación de los conductos de Wolff.

Toda esta compleja elaboración de compartimientos y aberturas queda completada al final de segundo mes cuando el embrión mide aproximadamente 35 mm.





Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata